Sofia Kenin logró su sueño y la joven de apenas 21 años ganó su primer Grand Slam en su primera final. Kenin tuvo que venir de atrás, ante Garbiñe Muguruza para llevarse el trofeo femenil del Australian Open 2020. La tónica de la más cambiante WTA que la ATP, ha sido el de tener campeonas de corta edad en Grand Slams recientes. Kenin se unió a Osaka, Barty o Andreescu, que en recientes citas han ganado los torneos grandes en la rama femenil. La estadounidense se une a esa lista de estrellas emergentes; nadie esperaba que la 14va sembrada fuera la campeona del Australian Open 2020 .

Kenin tiene ese llamado ojo de tigre, que es algo que no se enseña.

Muchas jugadoras veteranas de gran nivel nunca han ganado un Grand Slam. Además dentro de su propio país, Kenin mostró un temple de veterana, ante Muguruza (campeona de Wimbledon y Roland Garros), que no le hemos visto a jugadoras como Madison Keys o Collins, por ejemplo. Kenin tiene un tenis compacto pero eficiente, que basa todo en la consistencia. El revés a dos manos es su tiro estelar y lo fue soltando más, a partir del 2do set. Kenin poco a poco fue creando más tiros ganadores con su drive y además mostró una gran defensiva en las paralelas. Una jugadora que todavía puede crecer aún más en su juego.

Kenin fue desgastando a Muguruza, tras perder el primer set y eso fue la clave de su triunfo

Sofia Kenin llegaba a este Grand Slam ya habiendo disputado 3eras rondas en años pasados de Grand Slam, como el US Open. Kenin tuvo su primera gran prueba en 3era ronda, al vencer a la china Zhang, que venía de eliminar a Serena.

Sofia pudo después vencer a su compatriota de 15 años Coco Gauff y a la relevante tunecina Ons Jabeuer. Pero sin duda su mayor triunfo fue el ganarle en dos sets a la 1 del mundo y local Ashleigh Barty.

Garbiñe Muguruza llegaba a este torneo, sin estar rankeada y colgando muchas derrotas tempraneras en torneos grandes.

Sin esa presión, la española jugó más suelta en Melbourne y pudo mostrar la mejor movilidad de su carrera. Garbiñe eliminó a pesos pesados del ranking como Svitolina, Bertens o Simona Halep. En esta final vs Kenin partía como favorita.

Muguruza comenzó el partido siendo la agresora con su drive. La ibérica fue acumulando tiros ganadores y tomó una ventaja quiebre arriba de 3-1. Kenin se limitó a pasar pelotas y fue muy pasiva en los primeros games. El drive de Sofia no asustó en lo más mínimo en el primer set a Muguruza. Al final, Garbiñe se llevó el primer set 6-4. La pupila de Conchita Martínez parecía encaminada a su tercer Grand Slam y a una victoria en dos sets. A pesar de perder el set, Kenin pudo salvar hasta 4 break points

En la 2da manga, Kenin fue más agresiva y jugó mucho de los rallies metida en la cancha.

Kenin pudo usar más su drive para dañar y el revés a dos manos para tiros ganadores. Muguruza tuvo problemas con su primer saque en todo el partido y - poco a poco - se fue llenando de dobles faltas. Kenin además fue desgastando a Garbiñe con rallies, donde usaba un buen slice para luego tirar los drop shots.

Kenin salvó 4 break points en el tercer set y Garbiñe dejó ir la gran oportunidad

Kenin con ese estilo de grinding de alargar rallies, fue obligando a su rival a jugar detrás de la línea de base. Sofía, con un mejor drive, obligó a Muguruza a no poder establecerse del todo para descargar sus tiros. Por momentos, el tenis de Kenin no era espectacular, pero si eficiente. Kenin se llevó fácilmente el 2do set 6-2.

El tercer set fue el mejor del partido y muy peleado, a pesar de terminar 6-2 para la estadounidense. Las dos comenzaron grandes rallies y mostraron defensa tremenda en la paralela. Kenin pudo solventar su triunfo en ese set con tremendo drive a la paralela, para culminar rallies de infarto.

En el tercer set, Muguruza tuvo a Kenin lista para el quiebre temprano, pero no pudo concretar y eso fue la diferencia en la manga. Kenin pudo salvar 4 break points y en lugar de 3-2 Muguruza, Kenin luego tomó ventaja de 4-2. Muguruza acabó el partido desquiciada y con una doble falta, Kenin ganó el set 6-2 y el partido más el título. Kenin con 21 años es otra ganadora fresca de Grand Slam. Una jugadora que además irá creciendo más; el temperamento y compostura son de una tenista muy madura.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!