El Real Madrid siempre renace de las cenizas. El club merengue siempre ha tenido ese corazón para poder levantarse de la lona y a la manera heroica ganar y ganar, cuando menos se le tiene contemplado. El equipo merengue llegaba herido por la derrota en Champions en casa vs el Man City en 8vos de ida de Champions League. En la misma semana, recibía a los culés en el Clásico. Con la temporada en juego y el rival eterno arriba por dos puntos, el Madrid ganó con un espíritu competitivo, que siempre debe sacar en las noches importantes. Vinícius Jr. puso ese coraje y dio un partido enorme en la victoria 2-0 del equipo de Zidane.

El partido en el Bernabéu no representa La Liga (el Madrid sólo saca un punto de ventaja), pero si puede ser el punto de inflexión para el Madrid en el campeonato doméstico. El Barcelona y la amenaza de irse arriba por 5 puntos estaba latente. Vinícius Jr. es un jugador en proceso, pero es el que intenta algo diferente en 3 cuartos de cancha con sus regates y verticalidad. El ex Flamengo llega a desesperar por su falta de definición (o el último toque para un pase), pero se cargó al Madrid en el partido importante.

Toni Kroos ahora si fue titular y en la bomba central dio un partido eficiente, como suele hacerlo con sus pases para iniciar los ataques del Madrid. Isco dio pausa y cohesión al ataque del Madrid, para luego ser vertical.

El malagueño, poco a poco, está siendo recuperado por Zidane. Marcelo ha tenido una mala campaña y de manera rara inició por la banda, en lugar de Ferland Mendy. El brasileño no tuvo tantos despistes en defensa y tuvo una barrida salvadora.

En portería, Courtois tuvo un partido enorme salvando dos mano a mano claves.

Uno a Arthur en el primer tiempo y en la segunda parte al danés Braithwaite. El Real Madrid con presión alta ahogó a un triste Barcelona en ese segundo tiempo y de allí se generó el gol clave de Vinícius, a 20 minutos del final.

Vinícius Jr. marca el camino merengue en victoria contundente del Madrid, ante el Barca

Zidane mandó un 4-1-4-1 con Courtois en puerta y Varane y Ramos en la central. En las bandas estuvieron Carvajal y la novedad de Marcelo. Casemiro estuvo en una especie de pivote y adelante de él, una línea de 4 (Valverde, Isco, Kroos y Vinícius Jr.). Como único delantero estuvo Karim Benzema. Setién propuso un 4-4-2 con Ter-Stegen en el marco más Umtiti y Piqué, como defensas y Alba más Semedo como laterales. Busquets y Arthur en la mediacancha y junto a ellos estuvieron de Jong y Vidal. Arriba jugaron Griezmann y Messi.

El primer tiempo fue parejo y con el Madrid teniendo más sustancia, en su juego al ser más vertical.

El Barcelona tuvo las más claras, pero mostró un juego espeso de pases, ya en zona rival sin causar mayor daño. El tiki taka ya no funciona, desde hace años. El Madrid comenzó punzante por la banda izquierda con Vinícius sacando tres tiros de esquina. Los merengues también tuvieron algo de presión alta y fueron los que pusieron ritmo al partido, cuando recuperan el cuero.

El Barcelona avisó hasta el minuto 21 con una pared de Griezmann con Alba, que el francés voló en punto penal. El Madrid siguió con peligro con un centro de Valverde, que se paseó por el manchón penal y al cual casi llegó Benzema. Courtois salvó un mano a mano a Arthur y luego un tiro de Messi, que fue al centro.

El segundo tiempo del Madrid fue aplastante con presión alta y llegadas

El segundo tiempo fue blanco totalmente. El Madrid ya no desplegaba con peligro, porque recuperaba el balón en terreno blaugrana por la presión alta. Isco avisó con un tiro al palo lejano, desde el vértice del área chica que sacó Ter-Stegen magistralmente a mano cambiada. Esa llegada hizo que el Madrid se volcara a la portería del Barcelona.

El partido entró en una zona de ida y vuelta de donde el Madrid sacó mayor beneficio. Carvajal mandó un centro por línea de fondo e Isco remató de cabeza; Piqué salvó en la línea. Al 63 a cambio de juego de Carvajal, Benzema la tuvo de volea. Al 71 llegó el gol con Kroos filtrando a Vinícius, que entró al área.

Piqué le dejó espacio y el centro de Vinícius golpeó en el defensa para el 1-0. Marcelo tuvo su barrida providencial a Messi con el partido roto. Mariano que entró al 92 marcó el 2-0 en escapada por la banda. El Madrid está más vivo que nunca.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!