UFC 248 en Las Vegas pintaba para ser uno de los mejores PPV recientes de MMA y de la empresa de Dana White. Por un lado, hubo tremendas peleas en la cartelera estelar, antes de las peleas de campeonato. Weili Zhang retuvo su campeonato paja, ante la ex monarca Joanna Jedrzejczyk en un combate de leyenda. Weili y Joanna dieron la mejor pelea femenil en la historia del Ultimate Fighting Championship. Más de 600 golpes entre ambas peleadoras, en donde la decisión dividida pudo ser para cualquiera. Tal vez, la potencia venció al volumen en el criterio de los jueces. Una pelea donde Joanna quedó con un hematoma en la cabeza, como si fuera película de Hollywood..

El evento estelar entre Israel Adesanya y Yoel Romero por el título mediano fue una decepción total. De haber sido una buena pelea de campeonato estelar, UFC 248 hubiera sido uno de los mejores eventos en tiempos recientes. El combate fue aburrido con los dos peleadores con más miedo a no perder, que buscar ganar. Romero fue un poco más decepcionante, por el hecho de que era el retador. La actitud pasiva de buscar el counter le sirvió de poco, porque en los rounds de campeonato no quiso arriesgar, a pesar de tener gas. Adesanya le destrozó la pierna con low kicks y con eso poco retuvo merecidamente el cinturón.

Zhang y Joanna dieron una guerra, que quedará en letras de oro en las MMA y la UFC

La pelea entre Weili y Joanna será recordada por siempre. En la UFC las féminas se han ido abriendo camino, desde hace años. Actualmente la UFC tiene más de dos divisiones, que poco a poco van a tomar más forma. Weili llegaba invicta y tras haber noqueado de manera contundente a Andrade para ganar la corona en su natal China.

Jedrzejczyk quería buscar su 2do título paja, tras su primer gran reinado. La polaca llegaba con victorias sobre Waterson y Tecia Torres.

La pelea fue un ida y vuelta espectacular por 5 brutales rounds. Si la pelea de Jones vs Gustaffson de hace años fue premiada para el Hall of Fame, esta pelea seguro lo hará en unos años.

El matchup de potencia de la china contra la técnica y pivoteo de la polaca, dio un bestial espectáculo en el octágono. El primer round fue parejo y una muestra de lo que vendría en el resto del combate. Joanna entrando y saliendo con Zhang entrando en counter con su conocida pegada. Ese primer round fue cerrado, pero la campeona se lo llevó con mayor potencia, a pesar de no tener tanto volumen.

La campeona hizo daño en la cabeza de Joanna con ganchos rápidos, derechos e izquierdos. En el 2do Joanna empezó a tomar mejor su distancia, para su mayor alcance en el jab. Joanna fue mejor en toda la pelea, en cuanto a combinaciones de jabs, ganchos y acabando en patadas fuertes a piernas y en ocasiones a la cabeza.

Según estadísticas oficiales, la campeona asiática hizo más daño a la cabeza, pero Joanna tuvo más impactos distribuidos en el resto de la anatomía.

Joanna ganó el 2do y 4to round, al sentirse más cómoda al pivotear y puntuar ante Zhang. La china cerró mejor el último round y eso pudo seducir las tarjetas de los jueces. A pesar de ese mejor 5to round de Weili, Jedrzejczyk cerró con un tremebundo spinning back fist. Al final, fue una decisión dividida por 48-47 a favor de la campeona en dos tarjetas; Joanna tuvo una a favor 48-47. De esas peleas donde aunque suene a cliché, no hubo perdedoras y el ganador fue el público.

Adesanya y Romero decepcionaron en el evento estelar

Israel Adesanya retuvo el campeonato mediano en una pelea horrible, ante el cubano Yoel Romero.

El antillano tuvo una estrategia interesante de quedarse pasivo buscando el counter. Adesanya se vio confundido y Romero conectó un buen gancho en un raquítico primer asalto. De allí, la pelea se volvió predecible y decepcionante. Adesanya con low kicks le quitó la base a Romero, que se murió de nada en su probable última oportunidad titular.

El Last Stylebender nigeriano fue pobre en su desempeño, pero Romero siendo el retador pudo proponer más en los rounds de campeonato (y ahora si con gas suficiente y no como en sus muchos otras peleas). La decisión unánime fue de 48-47 en dos tarjetas y un 49-46. Adesanya ganó bien con lo mínimo. Romero pudo arriesgar con gas suficiente en el 4to y 5to round.

Una de las peores peleas de campeonato que se recuerden.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!