¿Qué podemos hacer para ayudar al medio ambiente, cada vez más acosado por la contaminación?

Podemos hacer plogging, por ejemplo. Esto es lo que es.

Las estadísticas sobre la contaminación plástica son muy claras: cada año, se producen 300 millones de toneladas de plástico y alrededor de 8.8 millones de ellas terminan directamente en los océanos, amenazando a numerosas especies animales, muchas de las cuales están comenzando a estar en peligro.

Si esto no es lo suficientemente grave y si no revertimos el rumbo de inmediato, se estima que para 2050 habrá más plástico que animales en nuestros mares.

Para combatir la contaminación plástica, muchas personas, artistas, inventores, empresarios o ciudadanos simples, han creado soluciones creativas. Por ejemplo, Nadia Sparkes, de trece años, también conocida como la "Chica de la basura", asumió la carga de recolectar basura en Norwich, Inglaterra, a pesar de ser intimidada por sus compañeros de clase.

También hay muchos artistas como Aurora Robson, Jane Perkins y Veronika Richterová, que están creando maravillosas obras de arte con residuos.

¿Y qué podemos hacer todos? Podemos entregarnos a los plogging.

¿Tienes curiosidad por saber qué es? Sigue leyendo!

¿Qué es el plogging?

El plogging es la nueva tendencia de acondicionamiento físico que se originó en Suecia, donde las personas recolectan desechos mientras trotan.

Fue en el 2018 que el movimiento se hizo conocido en todo el mundo, gracias también a un relanzamiento de los medios debido a las principales redes sociales, como Facebook e Instagram. Simplemente inicia sesión en las redes sociales de fotos y escribe Plogging, para obtener casi 63,000 resultados y darse cuenta de cuánto se está propagando el fenómeno, tanto como un incendio forestal.

¿Pero cómo hacer esta formación ecológica? ¿Y qué ventajas tiene?

¿Por qué deberías empezar a hacer plogging? Hay muchas buenas razones para comenzar. En primer lugar, ya sea que te estés organizando solo o en grupo, le irá bien no solo a tu cuerpo, sino también a la comunidad y al medio ambiente. Pero esa no es la única razón.

Harás un mejor entrenamiento: si te preocupas en parar a recoger la basura y esto dificulta tu entrenamiento, ten la seguridad que agacharse para levantar los desechos que hay a los lados de la carretera puede ayudarte a quemar más calorías, más que simplemente correr. Esto está respaldado por datos de Lifesum, una aplicación de Salud que permite a los usuarios registrar sus entrenamientos de plogging.

De hecho, de acuerdo con un estudio realizado en colaboración con Keep America beautiful, una organización sin fines de lucro dedicada a la prevención de la contaminación, quitar los taponamientos de basura en aproximadamente 30 minutos permiten quemar más o menos 288 calorías. Tirar basura (es decir, la contaminación de la basura) es un problema grave: los desechos no solo son una monstruosidad, sino que también dañan el planeta y a los seres vivos que lo habitan.

Al recolectar botellas o latas de plástico a lo largo de tu camino, puedes ayudar a preservar los ecosistemas, reducir la cantidad de desechos que terminan en los vertederos e incluso prevenir accidentes causados ​​por escombros.

Es una actividad social divertida: Plogging nació de un grupo de corredores que querían estar en compañía mientras corrían y limpiaban el medio ambiente. Claro, puedes practicarlo solo, pero en grupo es sorprendentemente divertido. Además, competir con aquellos que recolectan la mayor cantidad de desechos impulsará un mejor resultado.

Consejos para plogging

¿Listo para correr con tu bolsa de basura? Antes de darle una paliza a la basura, aquí hay algunos consejos prácticos.

En primer lugar, seguridad: son necesarias algunas precauciones: asegúrate de usar la ropa deportiva adecuada, incluidos guantes, chaqueta reflectante, mallas largas y calcetas para correr. Es esencial evitar la recolección de desechos peligrosos, como jeringas o cuchillas de afeitar.

Mantén tus pertenencias personales a salvo: correr con una gran bolsa de basura en la mano ya es bastante difícil, sin siquiera agregar un teléfono móvil, llaves de la casa y una botella de agua. Para este último, lleva un cinturón para correr, donde puedas almacenar tus pertenencias personales de forma segura.

Establece una meta: desafíate estableciendo una meta. Por ejemplo, recolecta 50 latas durante la carrera.

Puede parecer mucho, pero te sorprenderá de lo rápido que se llenará tu bolso.

Plogging en la playa

Según el Servicio Nacional del Océano, hasta el 80% de la contaminación del océano proviene de la tierra. Recolectar basura a lo largo de las costas no solo ayudará a reducir la contaminación del océano, sino que también es un excelente ejercicio, ya que caminar o correr en la arena hace que el músculo trabaje más profundamente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!