Tremendo revuelo ha provocado en Inglaterra el ascenso del Leeds United luego de 16 años en la categoría B de aquella liga, pero por sobre todas las cosas y los nombres que forman parte ahora de la proeza para el equipo, resalta el de Marceo ‘El loco’ Bielsa quien una vez más ha demostrado ser uno de los técnicos más importantes en el mundo, y que, aunque tal vez no tenga los grandes reflectores como otros, sí es cierto que ha dejado huella en la liga y equipos que ha dirigido, todo, tal vez precisamente a su peculiar forma de ser que le regala el curioso mote.

El triunfo del West Bromwich de esta tarde le dio el pase en automático a la Premier Ligue de Inglaterra al Leeds, equipo que actualmente dirige y que casi cumplía dos décadas en el torneo de la quema, sin embargo, el argentino llegó para consolidar un proyecto que hoy da frutos, no obstante, el éxito no es cosa simple, pues es respuesta a la apuesta por los proyectos largos que el técnico gusta de emprender y de los cuales ha recogido buenos dividendos, a veces con excentricidades poco asequibles para algunos.

Dividir argentina

Su trayecto como técnico lo inició en la década de los 90 en las finales del Newll´s Old Boys, club en donde se le venera como uno auténtico ídolo luego de conseguir dos títulos y darle un sello que hasta hoy persiste en el club. Solo para darnos una idea de la irreverencia del hombre, a su llegada dividió a la Argentina entera en 70 partes de cinco apartados, todo, para poder escautear a más de 1000 jóvenes de dónde armar un buen equipo a futuro. De esa visoría fue que surgieron nombre consagrados en los anales de fútbol mundial como: Mauricio Pochetino, Gabriel Batistuta, Eduardo Berizzo o Ricardo Lunari.

Su paso por México

En México, la historia no fue distinta. Es cierto que el Atlas de Guadalajara lleva más de 50 años sin levantar un título de liga, pero la vez que más cerca estuvo, fue aquella del año 1999 en que el campeonato se decidió desde los once pasos y en el último lace de Cristante.

Sin embargo, aquel Atlas, dirigido por Ricardo La Volpe, tiene dos méritos, uno de los juegos más bellos de los que se tenga memoria en el fútbol mexicano, y lo mejor, su cantera, en gran medida, reminiscencia del trabajo hecho por ‘el loco’ en México.

En la cancha, no solo el juego tenía la influencia de Bielsa en el campo, sino que además, de aquel equipo de ensueño, por ejemplo, Rafael Márquez y Juan Pablo Rodríguez, salieron de las visorías impulsadas por 'el loco'.

Luego, por varios años, siguiendo las enseñanzas del argentino se convertiría en la cantera inagotable del fútbol mexicano y la selección nacional, en donde entre los casos más destacados, se encuentran Andrés Guardado y Antonio Briseño, ambos de buen paso por equipos europeos.

De ese modo, Bielsa se convertiría con el paso de los años en el técnico fetiche de los medios en México, pues son conscientes de la huella en la liga que todavía hoy permea.

Cada vez que el lugar del técnico nacional queda vacante, es casi obligada la mención de ‘el loco’, aunque éste nunca haya siquiera aceptado negociar con la selección.

La huella andina

Sin embargo, y a pesar de que no ha querido dirigir a la Selección Mexicana a pesar de que se le han puesto en bandeja de plata, su calidad también ahí está probada, pues, luego de la resaca por el retiro en Chile de figuras de Chilavert, Salas y Zamorano, fue Marcelo quien le dio otro estilo a lo andinos y los llevó a otro mundial con un papel destacado en Sudáfrica 2010. De nuevo, la prensa mundial refiere a Bielsa como el artífice que armó las bases para el triunfo de la generación de oro de Vidal y Sánchez que más tarde se llevaría dos Copas América, una incluso por encima de la argentina de Messi.

Tal vez, la única mancha de Bielsa en su carrera sea justamente dirigiendo a la selección de su país quien fue echada muy pronto en el mundial de 2002 de Corea-Japón, y que le acarreó una fuerte animadversión en su propia tierra, pues al ‘loco’ hay quien lo quiere y otros que lo aman, pero nadie puede ser indiferente a sus formas y eso sí, su estilo y sello. Al final, nadie es profeta en su tierra, dice el dicho.

Excentricidades tiene muchas, desde la forma de acuclillarse en cada partido o las extravagantes respuestas a los medios de comunicación en las salas de prensa, pero en definitiva lo más irreverente que ha hecho en toda su carrera, es cambiarle el rostro a los clubes que pisa. Hoy, tocó el turno del Leeds United que está de vuelta en primera y de cuyos pasillos, más tarde saldrán las locuras para llevarlo a donde ahora está.

En las calles le gritan héroe y en línea, hay cientos de testimonios de jugadores transformados a la estirpe de leyenda, de lo que Bielsa, les cambió el mundo. Grande, ‘loco’.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!