El Chelsea está dispuesto a conformar una de las mejores plantillas del Futbol europeo con la intención de volver a ganar la Premier League y ser protagonista en la Champions League la próxima temporada, por ello ha confirmado hasta el momento los fichajes de Hakim Ziyech, Timo Werner, Ben Chilwell y, más recientemente, Thiago Silva. Además, los Blues están muy cerca de concretar la incorporación de Kai Havertz.

Piezas clave para mejorar en defensa

El inglés Ben Chilwell y el brasileño Thiago Silva llegan al equipo dirigido por Frank Lampard con la misión de ampliar y apuntalar las opciones en defensiva, zona en la que el Chelsea sufrió constantemente durante la temporada 2019-2020, en la cual terminó como el club más goleado entre los primeros diez puestos de la liga de Inglaterra.

Chilwell, proveniente del Leicester, se consagró como uno de los mejores laterales izquierdos de la Premier League la campaña pasada. Pese a tener sólo 23 años, cuenta con amplia experiencia, puesto que debutó profesionalmente hace cinco años y los últimos tres fue titular indiscutible con el conjunto de los Foxes. Además, ha sido convocado para más de una decena de partidos con la selección británica.

Por su parte, Silva, de casi 36 años, llega del Paris Saint Germain para convertirse en el líder de la zaga de los de Stamford Bridge dentro y fuera de la cancha. Aun con su veteranía, el tres veces mundialista mantiene un buen estado físico y una gran capacidad para ordenar a sus compañeros y anticiparse a los delanteros rivales, tal como lo demostró en la más reciente edición de la Champions League, en la que el club de la capital francesa llegó hasta la final, la cual perdió por la mínima con el Bayern Munich.

Más peso a la ofensiva

El Chelsea, aunque tuvo problemas en sector defensivo durante la temporada anterior, también logró ser el tercer equipo más goleador de la primera división de Inglaterra. Sin embargo, Willian, pieza fundamental en el ataque de los Blues en los últimos años, fichó por el Arsenal hace algunos días.

Por lo tanto, Hakim Ziyech, Timo Werner y Kai Havertz serán ahora quienes se encarguen de mantener a la escuadra de Lampard como una de las más peligrosas ofensivamente.

El marroquí Ziyech defendió la camiseta del Ajax los últimos cuatro años, lapso durante el cual consiguió anotar en 48 ocasiones y dar 82 asistencias para gol en todas las competencias.

Se trata de un futbolista rápido y habilidoso, que constantemente parte del centro del campo hacia cualquiera de las bandas, ya sea para disparar de media distancia, entrar al área o mandar centros desde fuera de la misma.

Timo Werner, nacido en Alemania, llega a Stamford Bridge con la consigna de ser el nueve que finalice positivamente dentro del área todas las oportunidades que pueda generar la renovada escuadra londinense. Proveniente del RB Leipzig, en donde estuvo a punto de llegar a las 100 anotaciones en cuatro campañas, tendrá que cumplir con todo lo que demostró en la Bundesliga: buen golpeo de balón, velocidad, habilidad, un gran desmarque y, sobre todo, contundencia en la definición frente a la portería contraria.

Por otra parte, se espera que en los próximos días el Chelsea pague al Bayer Leverkusen 100 millones de euros por la joven promesa del futbol alemán, Kai Havertz, quien, con apenas 21 años, demostró ser uno de los mejores mediocampistas ofensivos de toda Europa. El germano destaca por su inteligencia dentro de la cancha, una pulcra conducción de balón y talento para entrar al área rival y definir como si de un centro delantero se tratara.

Grandes objetivos

Con las nuevas incorporaciones y con un mejor entendimiento entre el director técnico Frank Lampard y los jugadores que forman la base del equipo, el Chelsea buscará volver a ganar la Premier, que conquistó por última vez en 2017 y competir en la Champions, certamen en el que no ha llegado, como mínimo, a la fase de cuartos de final desde 2014.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!