La burbuja hecha por la NHL en Edmonton y Toronto, ha llegado a su fin, al igual que una temporada que quedará para siempre en la historia. El Tampa Bay Lightning de Jon Cooper se quedó con la Stanley Cup. Una temporada que duró casi un año por los temas de la pandemia y que en algún momento corrió peligro de no concluirse. El camino de los Bolts a este título no fue fácil y tuvo enseñanzas.

El año pasado el equipo implantó marcas históricas en triunfos y se quedó con la Presidents Cup de manera arrolladora. En el playoff en la primera ronda, fueron barridos por los Columbus Blue Jackets. Una de las mayores sorpresas recientes en la historia de la liga en postemporada.

El GM Julien BriseBois identificó las piezas que hacían falta. Al núcleo ya conocido de Hedman, Kucherov, Stamkos, Point y otros le faltaban esos jugadores que fueran grinders.

BriseBois trajo piezas como el alero Barclay Goodrow de los San Jose Sharks. Goodrow fue parte clave de esa tercera línea de obreros, junto al centro Yanni Gourde y el alero izquierdo Blake Coleman (llegado también de los Devils en febrero de 2020). Ante la salida de Stralman en 2019, Hedman por fin tuvo una pareja de similar calibre como el ex Capital, Kevin Shattenkirk. El defensa Zach Bogosian llegó de los Buffalo Sabres para dar profundidad en otras líneas, como con Ryan McDonagh.

Steven Stamkos casi no jugó en los playoff, pero Jon Cooper modificó poniendo en primera línea a Palat, Point y Kucherov.

El equipo siguió teniendo el mismo estilo de posesión y velocidad de siempre con dos de los sticks más habilidosos (y goleadores) de la liga como Kucherov y Point.

Point y Coleman anotaron en un tenso y espeso Juego 6 de Stanley Cup Final

El partido 6 fue, tal vez, el más flojo de todos en una Stanley Cup Final de gran nivel y ritmo.

Tampa Bay y Dallas habían jugado viernes y sábado. Desde el 2009, no había partidos seguidos en la Stanley Cup Final. Los dos equipos se vieron cansados y especialmente después de los primeros 10 minutos. Los Dallas Stars siguieron con las penalidades y el power play de los Bolts siguió letal.

Dallas mató la penalidad, pero un tripping del defensa John Klingberg, le dio otra oportunidad a Tampa Bay con la superioridad numérica.

Kucherov (récord de 27 asistencias en los playoff), se volteó en las bardas y entrando a zona de Dallas, dio el disco a Point con un hermoso pase backhand. Brayden Point entró sólo por la ranura y su tiro derivó en un mal rebote de Khudobin. El portero ruso falló en quedarse con el puck y en la segunda oportunidad Point empujó el disco a la red.

El 1-0 fue clave para Tampa Bay que había iniciado más tenso que Dallas. El 2do periodo fue de Dallas haciendo un dump and chase infructuoso y sin ser tan físico. El 2-0 cayó, gracias a que Maroon robó un puck en la blue line y Paquette cedió a Coleman en un odd man rush y el ex Devil empujó el disco a la red. El 3er periodo tuvo algo de drama, con Dallas encima de la portería de Vasilevskiy, pero al final quedó en blanqueada del ruso.

El defensa sueco, Victor Hedman , se llevó el Conn Smythe Trophy (MVP de los playoffs). Hedman tuvo 10 goles y 11 asistencias.

Reflexiones finales de los campeones Tampa Bay Lightning

Tampa Bay perdió muy pocos partidos en la burbuja en Canadá. El Lightning se vengó de los Blue Jackets al derrotarlos 4-1 en la primera ronda. En la Final de la Conferencia Este, perdieron dos juegos, pero al final eliminaron a los Islanders de Barry Trotz. En todas esas series, enfrentaron en su mayoría equipos defensivos, de forecheck y algo de dump and chase.

Tampa estuvo bien preparado para enfrentar a los Dallas Stars en la final. Un equipo que parecía del destino. El Lightning pudo tumbar a Merzlinkis, Varlamov y Khudobin.

Los tres goalies mostraron gran nivel y tuvieron lapsos donde parecieron murallas. Brayden Point acabó con 14 goles en los playoff y Kucherov con 26 asistencias. Ambas marcas fueron las mejores en la postemporada (cada una en su rubro). Una receta fácil de explicar en cuanto a por qué Tampa ganó la Stanley Cup.

Tampa también ganó partidos en tiempo extra y a pesar de ser el equipo con más hielo recorrido, pudo ganar la Cup. Los Bolts vencieron en 5 tiempos extra a Columbus en uno de los partidos más largos de la historia de la NHL.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!