UFC 253 en el regreso a la Fight Island en Abu Dhabi tuvo una cartelera de dos grandes peleas titulares, pero poco más. Fuera de Reyes vs Blachowicz y Adesanya vs Costa, el resto eran peleas de pocos nombres y más pareciendo el respaldo de un Fight Night. Las peleas estelares fueron de un sólo lado pero con TKO para el recuerdo. Israel Adesanya se ratificó como uno de los mejores libra por libra con una metódica paliza y destrucción ante Paulo Costa.

Jan Blachowicz dio la mayor sorpresa al no solo ganar pero dando un nocaut técnico en el 2do round a un confundido Dominick Reyes. Adesanya parece será el campeón mediano por un largo tiempo.

El polaco Jan Blachowicz da algo fresco a los semipesados que eran dominados por Jon Jones. Tanto Jan como Israel se ganaron el merecido bono de Performance of the Night.

Adesanya desmanteló a Costa con una estrategia cerebral y es el mejor mediano de la UFC

Israel Adesanya es un joven Anderson Silva. El nigeriano naturalizado neozelandés es un prodigio y lo demostró al pasar por encima del invicto brasileño Paulo Costa. El llamado The Last Stylebender tenía esa estampa de gran prospecto desde su debut en UFC en 2018. Un peleador invicto en Kickboxing y que además tenía ese carisma y ese algo que no todos los peleadores tienen. Adesanya ya tiene 31 años y uno pensaría que es más joven.

El africano sumó el nombre de Costa a una lista tremenda de víctimas como Gastelum, Anderson Silva, Robert Whittaker, Yoel Romero y Derek Brunson.

Costa llegaba invicto y con esa imagen de peleador musculoso y bien parecido. Borrachinha había acabado con Romero o el ex campeón Hendricks, con ese estilo de ir con todo desde el comienzo y noquear con su gran potencia.

Adesanya y Costa se estudiaron en el primer round con Costa tratando de ganar el centro del octágono.

Israel poco a poco fue encontrando su distancia y con su constante movimiento no permitió pensar a su rival. Costa nunca fue agresivo por miedo al gran counter del campeón. Adesanya se dio gusto destrozando a Costa con low kicks y un buen jab.

En el 2do asalto, Adesanya conectó con una patada alta a la cabeza y ese fue el principio del fin.

En un intercambio en corto, Adesanya con simple bending evitó un gancho de Costa y conectó con un gancho brutal. Costa quedó mal posicionado al fallar el recto y con la cabeza baja, fue prendido por el campeón. El ground and pound decretó el TKO en el 2do round.

Blachowicz le demostró el Polish Power a Reyes y se convirtió en el nuevo campeón semipesado

Jan Blachowicz no habla mucho fuera del octagono y no atrae en marketing, pero su pegada es de campeón. El polaco sumó su 4ta victoria consecutiva y reclamó el vacante título semipesado. Jan venía de vencer por nocaut a rivales como Anderson o por decisión a Jacare Souza. Dominick Reyes por su parte, le había sacado un susto enorme al entonces campeón Jon Jones hace meses.

Reyes comenzó manteniendo la distancia y de allí ser el mejor entrando y saliendo. Blachowicz poco a poco se fue animando con combos de patadas al abdomen y jab más rectos. Reyes quiso ir al frente en el 2do round y ya lastimado pero Blachowicz lo prendió fácil con rectos y ganchos en la distancia corta. Un gancho de zurda mandó a Reyes a la lona y el ground and pound acabó con Dominick en el 2do round (TKO). Jan no sólo es letal con. su mano derecha pero también su zurda.

Resto del evento

La cartelera también tuvo una gran pelea de pesos mosca con la victoria de Brandon Royval ante Kai-Kara France. Un codazo giratorio de Royval cambió el combate en el segundo asalto. France había tirado a Royval con un recto y de inmediato Brandon se recuperó para conectar el spinning back elbow.

La sumisión llegó después con una guillotina frontal. Los pesos mosca siguen demostrando que son muy entretenidos; una división que no debe desaparecer.

También el australiano Jake Matthews aplastó en peso welter a Diego Sánchez. Una pelea donde Matthews tiró a Diego en el segundo asalto con un recto. Jake puso mal Sánchez con ground and pound. Sánchez se veía en mal estado físico y ya sólo le queda ese corazón de guerrero. La decisión unánime (30-26 en las 3 tarjetas) fue para el oceánico en un combate que decepcionó porque no fue la guerra esperada de ida y vuelta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!