Los San Diego Padres han hecho todo lo posible por ganar ahora. El GM AJ Preller repitió su agresividad en hacer cambios como hace años. Mike Clevinger llegó a reforzar el staff de pitcheo abridor, junto a otras piezas a la ofensiva como el inicialista Mitch Moreland, el catcher Austin Nola y otros. En la serie de Wild Card vs los Cardinals, no pudieron contar con Clevinger y Dinelson Lamet por lesión.

En el juego 1, Chris Paddack fue atacado de manera tempranera. En el juego 2 pasó lo mismo con Zach Davies. Los Padres pudieron remontar por el explosivo ataque de HR de su lineup con bates peligrosos como los de Tatis Jr., Machado o Wil Myers.

En este juego 3, el manager Jayce Tingler, tuvo que optar por un juego de bullpen. Craig Stammen abrió el encuentro y el ex Cardinal Trevor Rosenthal lo cerró (9 brazos diferentes en total).

En Wrigley Field, los Cubs mostraron otra vez bates débiles y quedaron eliminados, ante los Marlins de Don Mattingly. Sixto Sánchez y Yu Darvish se trenzaron en un gran duelo monticular. Igual que en el Juego 1, los Marlins atacaron de manera oportuna con cuadrangulares y eso fue la mínima diferencia. Aún con el nuevo formato extendido de postemporada este año, no deja de sorprender que los Marlins haya eliminado a los Cubbies.

Los Padres atacaron con Hosmer y Cronenworth; 9 brazos completaron la blanqueada a los Cards

El juego 3 fue de ceros en la pizarra. Jack Flaherty no tuvo una gran campaña como en 2019, pero es un brazo que puede sacar este tipo de encuentros decisivos. Flaherty estuvo eficiente con su slider a los vértices bajos de la zona.

Jack tuvo 6 entradas de labor con 8 barras de cacao y permitiendo sólo una carrera limpia. Flaherty tuvo 110 lanzamientos y 65 fueron para strike. Debido al buen comando del slider logró 6 roletazos.

Los Padres comenzaron su festival de lanzadores con Craig Stammen. Stammen lanzó 1.2 entradas con rectas con movimientos pegadas y obligando a muchos elevados.

El zurdo Tim Hill con sus latigazos mantuvo a raya a los Cardinals por un inning. El derecho Pierce Johnson entró para sacar un out de oro, ante el peligroso Paul Goldschmidt. Johnson dejó helado a Goldschmidt con un slider a la esquina inferior interna.

El cubano Adrián Morejón (1.2 innings), hizo gran labor con su splitter y logró dos ponches. El colombiano Luis Patiño fue el que se metió en más problemas, pero no recibió daño. Los Padres lograron raspar a Flaherty en la 5ta entrada. Tatis Jr. tuvo doblete al jalar bien una recta adentro hacia tercera base. El ex Royal, Eric Hosmer atacó a primer pitcheo un sincero afuera y dirigió su batazo al canal entre jardín central e izquierdo.

En la 7ma entrada, Alex Reyes tuvo descontrol y de caballito entró una más para los Padres.

Los errores de Wong en el infield y de Molina en el plato, permitieron otra carrera de San Diego. El cuadrangular del novato Cronenworth en la 8va fue letal. Al final, Pagán y su velocidad, más la veteranía de Pomeranz, se ocuparon de la 7ma y 8va entrada.

Trevor Rosenthal que parecía acabado hace dos años, fue el que cerró el partido ante su ex equipo. Los Padres tienen mucha pólvora en ataque, pero su pitcheo abridor será determinante para ver si pueden sorprender a los Dodgers en la serie divisional.

El cuadrangular de Cooper fue todo lo que necesitó Miami para barrer a los Cubs

Los Cubs sólo hicieron una carrera en dos juegos contra Miami. Sixto Sanchez y sus rectas pegadas de 100 millas mantuvieron a raya a los Cubs por 5 entradas.

El japonés Yu Darvish lanzó por 6.2 entradas de manera magistral. El nipón ubicó su slider a los vértices bajos como quiso hasta la 7ma entrada. El primera base Garett Cooper prendió uno de esos sliders bajo, pero en zona de strike y la bola se fue de cuadrangular por el jardín izquierdo.

Los Marlins acabaron ganando 2-0 y dando un golpe en la mesa para los que los daban por muertos. El problema de los Cubs tal vez no era el manager Joe Maddon, pero si un núcleo de jugadores que quizá ya no tiene lo necesario para ganar otra Serie Mundial. Miami tiene mucho que ganar y nada que perder en la serie divisional, ante los Atlanta Braves de Freeman, Acuña y compañía.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!