Hace una semana, el Madrid perdía 2-0 en Alemania vs el Gladbach y estaba fuera con 0 puntos en el grupo. El equipo blanco empató ese encuentro de manera milagrosa y hoy contra el Inter se jugaba una final en el Alfredo Di Stéfano. El Madrid sabe ganar finales, porque está dentro de su ADN. La de hoy contra el equipo de Conte, no fue diferente. El Madrid supo sufrir y con pegada en un mal segundo tiempo, derrotó 3-2 al Internazionale. Las finales se ganan como sea, no importa el jugar bien o mal que es algo que pasa a segundo plano.

El Madrid de hoy jugó un buen primer tiempo, donde ambos equipos tuvieron llegadas claras.

Un partido de libre tránsito y donde no hubo mucho cuero en la bomba central. Benzema y Ramos marcaron en la primera parte, pero el partido nunca estuvo bajo control merengue. El Inter en transiciones siempre fue peligroso y tuvo muchas oportunidades. El gol de Lautaro al final del primer tiempo fue gracias a un gran taconazo de Barella. De cualquier manera, era mucho castigo para los italianos el ir perdiendo al medio tiempo por 2-0.

El segundo tiempo fue para el Inter y tras el empate en el gol de Perisic, Lautaro y el mismo croata quedaron casi mano a mano con Courtois en ocasiones, donde el balón debió entrar a la red. Zidane metió a Vinicius y Rodrygo para dar velocidad y Vino asistió a su compatriota para el 3-2 final.

Un gol de pegada que calma de momento una crisis en Chamartín, que había iniciado al perder 3-2 en casa vs el Donetsk.

Benzema y Ramos de cabeza adelantaron al Real Madrid en un buen primer tiempo merengue

Zidane salió en Valdebebas con un 4-3-3 con Courtois en puerta más Ramos y Varane en la central.

Mendy y Lucas Vázquez (de grandes y sorpresivos partidos recientes) estuvieron en las bandas. Valverde, Casemiro y Kroos estuvieron en la media. Asensio y Benzema fueron los elegidos adelante con Eden Hazard ya recuperado y jugando su 2do partido en 80 días.

Antonio Conte llegaba con su Inter con apenas 2 puntos, tras los empates en Ucrania y en casa vs el Gladbach.

El Inter salió en España con un 3-5-2. Handanovic estuvo en el marco con Bastoni, deVrij y D'Ambrosio en defensa. La media estuvo poblada con 5 con los laterales como Hakimi y Young jugando muy cerca de los mediocampistas (Vidal, Brozovic y Barella). Sin Lukaku por lesión, Lautaro tuvo de acompañante a Ivan Perisic.

La primera fue para el Madrid al minuto 3 con una internada de Kroos por la banda y un rebote le quedó a Hazard, que cedió al manchón penal a Asensio; Handanovic sacó bien a una mano arriba. Al minuto 10, el Inter tuvo la primera con Perisic, sólo cerrando la pinza y mandando un centro a Barella, que sacó Courtois en la línea. El portero belga que siempre tiene una parada salvadora, se tiró abajo para sacar un tiro a quemarropa de Lautaro.

Al minuto 22, Lucas Vázquez se metió a la media luna y mandó un pase flotado a Benzema, que en el punto penal de espaldas dejó el balón a Valverde. El uruguayo remató demasiado picado y apenas arriba de la portería. Al 24 vino el error de Hakimi (con presión de Mendy) al retroceder mal al portero y Benzema se quitó fácil al esloveno para el 1-0. Al 35, Hazard se metió dentro del área para forzar un tiro de esquina; Ramos metió su gol 100 con su cabezazo clásico.

Rodrygo y Vinicius se combinaron al minuto 80 para el gol del triunfo y los 3 puntos de oro

El gol de Lautaro con ese taconazo para el recuerdo de Barella, dejó el segundo tiempo abierto. El Inter fue mejor, pero Lucas tuvo un tiro franco dentro del área al 67, que pudo ser el 3-1.

Inmediatamente Perisic, definió mordido, pero a la red un balón que le bajó Lautaro de cabeza. Lautaro y Perisic tuvieron tiros claros frente a Courtois y sin marca enfrente, pero perdonaron.

El Madrid no perdonó y Vinicius en una carrera por la banda centró raso y Rodrygo recibió el balón en el área chica. El joven brasileño definió potente a lado de Handanovic para el 3-2. Benzema jaló dos marcas en el área y nadie llegó a cubrir a Rodrygo, que definió fácil con un tiro potente y alto y lejos de Handanovic. Los dos cambios de Zidane se combinaron para un gol, que le puede salvar la cabeza por un buen rato. El Madrid está a un sólo punto del Monchengladbach en el Grupo B (4 puntos por 5 de los alemanes.

Por ahora, hay mucha calma en la casa merengue.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!