Tom Brady ha vencido ya a 31 de las 32 franquicias de la NFL; algunas como los Atlanta Falcons nunca lo han vencido. Matt Ryan y algunos Falcons de ese roster del Super Bowl LI, recordaran siempre la remontada de Brady con los Pats (28-3 en el tercer cuarto). Brady ahora en 2020 con los Bucs, perdía 17-0 en Atlanta al medio tiempo. El resultado al final fue otra gran remontada de Brady ante los Falcons. Los Bucs jugaron una tremenda segunda mitad con 31 puntos en ofensiva.

La defensiva de Todd Bowles sigue teniendo muchos altibajos en los partidos y los Bucs ya han tenido que remontar antes en esta campaña.

Ya Brady había remontado también ante los Chargers hace dos meses. Antonio Brown tuvo por fin su primer TD como Buccaneer. El envío de 45 yardas de Brady, le dio una ventaja definitiva a Tampa Bay. Brady acabó con 31 pases completos de 45 con 390 yardas y 2 TD.

La defensiva de los Bucs permitió 17 puntos en la primera mitad, pero luego se reivindicó con mucha presión a Matt Ryan y algunas capturas. El safety libre y novato, Antoine Winfield Jr., hizo una gran jugada defensiva en la zona de anotación. Un pase defendido que fue clave para la victoria de Tampa Bay. El linebacker, Devin White, tuvo 3 capturas y también fue la otra estrella a la defensiva en la 2da mitad.

Brady lideró la remontada de los Buccaneers en la segunda mitad

Matt Ryan superó las 300 yardas en el partido y en la primera mitad encontró cuantas veces quiso a Gage Jr.

o a Calvin Ridley. Los dos hicieron pedazos a la defensiva en rutas intermedias. Con el marcador 14-0 y a punto de ir al descanso, el corner Carlton Davis desvió un pase dirigido a Ridley en la esquina de la zona de TD. Esa jugada fue clave para permitir el regreso de Tampa Bay en la segunda mitad. Una desventaja de 17-0 parecía lapidaria para Tampa.

Brady comenzó en fuego la segunda mitad con un largo drive. Tom primero encontró en un slant a Antonio Brown para tener un primero y diez. Una ganancia de 15 yardas, pero clave para dar comienzo a un buen drive. De inmediato y con rápido release, encontró en una ruta igual a su TE Cameron Brate. La jugada grande llegó en un play-action con Brady encontrando a Evans por el medio (ganancia jugosa de 20 yardas).

Con el balón en la yarda 1, Fournette anotó fácil en carrera.

La defensiva permitió otros 7 puntos y con el marcador 24-7, Atlanta volvió a tener ventaja de 17 puntos. Brady en el siguiente drive tuvo una jugada enorme para callar a los que dicen que no es móvil. En la yarda 30 de los Falcons, Brady sintió la presión y salió del pocket para mandar un pase precioso corriendo a Mike Evans. El balón terminó en la yarda 2 de los Falcons. Un fácil slant a Godwin, puso las cosas 24-14.

La defensiva por fin paró a los Falcons y de inmediato Brady en un pase clásico en ruta de fade encontró a Rob Gronkowski. La línea ofensiva le dio gran protección a Brady en la segunda mitad. Entrando al último cuarto la ventaja de los Falcons ya sólo era de 3 puntos (24-21).

Los pases al flat a Evans y otros receptores, empezaron a hacer mucho daño a la defensiva de Atlanta.

Winfield hizo la jugada clave en defensiva y permitió que Tampa Bay diera la vuelta

Con el marcador 24-24, Ryan tuvo sólo a Ridley con un pase de 30 yardas a la zona de TD; el safety Antoine Winfield metió la mano para evitar los 7 puntos. La defensiva de los Bucs tuvo un partido de pesadilla, pero hizo las jugadas clutch en la segunda mitad. Brady en el siguiente drive atacó por el medio a la defensiva de los Falcons. Cameron Brate en el seam, pudo dar un clave primero y diez para poner el balón en medio campo.

Las pantallas con Brown y Godwin fueron efectivas. Bruce Arians que gusta de ser vertical, hizo un cambio notorio en el partido (junto a su OC Byron Leftwich) para darle más ritmo y eficiencia a Brady.

El pase de 45 yardas de Brady a Brown fue precioso y el TD que les dio el triunfo. Brady encontró al ex Steeler, en uno de sus mejores pases de toda la campaña.

Los Bucs con el marcador por fin a favor (31-27), sellaron el triunfo con otra captura más del linebacker Devin White. Tampa Bay llegó a 9 victorias (5 derrotas). El equipo de Brady y Arians será un comodín muy peligroso en la postemporada. La NFC está muy abierta esta campaña y Tampa Bay será muy incómodo en playoff.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!