Los Toronto Blue Jays están armando un equipo ofensivo de miedo para la próxima campaña. La llegada de George Springer y de Michael Brantley apuntalan uno de los lineups más temibles de la Liga Americana. Charlie Montoyo entra a su tercera campaña como manager en Toronto y desde la pasada se vio ya a una novena con potencial ofensivo a granel. Los Jays por el formato extendido, pudieron entrar a playoff, pero es una franquicia que en 2021 tiene todo para pelear por la división Este del joven circuito. Springer llega a los Jays por 6 años y 150 millones para ser el contrato más jugoso en la historia de la franquicia.

Springer es un bate probado ya en las mayores en sus 7 años con los Astros. Springer siempre tendrá ese aspecto de haber sido parte del equipo campeón de los Astros en 2017 que hizo trampa en el robo de señales. De cualquier manera es un bate probado y más siendo letal como leadoff. Los Blue Jays necesitaban esa pieza para anclar un lineup que si bien es explosivo, es muy joven todavía.

Springer llega a ser la estrella en un lineup lleno de explosión y sangre joven

George Springer conectó 14 HR en la campaña pasada que fue recortada; el más constante de los Astros en un lineup que tuvo muchos slumps. Springer (.265, 32 remolcadas en 51 juegos) redujo su porcentaje de ponches a 17.1 siendo esa marca la mejor de su carrera. Springer es un bate especial y más por lo que puede hacer como primero en el orden.

Springer desde 2014 es 2do en cuadrangulares como leadoff con 136; cuarto en hits con 665 y tercero en remolques con 352.

Springer fue MVP de esa Serie Mundial vs los Dodgers en 2017 y en playoff siempre respondió con 19 HR (4to lugar en la lista de todos los tiempos). Springer no sólo le da ofensiva a los Blue Jays, pero es un tremendo jardinero central.

Toronto la campaña pasada ocupó el puesto 26 de 30 en MLB en cuanto a carreras defensivas salvadas de sus jardineros centrales.

Es allí donde Springer llega a provocar que Brantley o Toescar Hernández (de campaña tremenda de poder de HR), puedan ocupar el puesto de designado y sin tenerlos en el terreno. Los jardineros de los Blue Jays se combinaron para 40 HR.

Randal Grichuk conectó 12 HR y por su contrato pesado, es poco probable que salga del equipo con tantos jardineros. Lourdes Gourriel Jr. tuvo 11 cuadrangulares y Teoscar con su gran inicio llegó al final a 16.

La base joven de los Blue Jays es de lo mejor en MLB con Vlad Guerrero Jr, Bo Bichette y Cavan Biggio. El catcher mexicano Alejandro Kirk es otro que también es parte de la sangre joven. Los Blue Jays con tantos contratos de jóvenes, han podido tener la flexibilidad económica necesaria para poder traer a un agente libre tan codiciado como Springer. George es un bate que puede cambiar un juego con su poder de HR (y más como primero en el orden); además tiene un porcentaje robusto de .361 para ponerse en base.

Kirby Yates llega a reforzar un bullpen dudoso

El ex Padre Kirby Yates llega a un bullpen que sigue siendo de las partes endebles del equipo. Sumado al ex abridor de los Rockies y Cubs, Tyler Chatwood, Yates es la gran firma del equipo en el cuerpo de relevistas. Yates tuvo un gran 2019, pero en 2020 apenas lanzó 4.1 entradas por astillas en el codo derecho. Pocos recuerdan que en 2018 y 2019, Yates fue el mejor relevista en las Mayores si analizamos sus números. Yates tuvo una microscópica efectividad de 1.67 en los dos años pasados.

Yates tuvo 41 salvamentos en 2019 y pocos se acuerdan de ello porque los Padres no llegaron a playoff. El bullpen de los Blue Jays fue el 24 en ERA en la campaña pasada (4.71). Ken Giles no funcionó como cerrador por las lesiones.

Yates todavía tiene una recta de 94 millas y su splitter de 85 que es su pitcheo estelar y para dar ponche. Los Blue Jays también tienen al ex abridor de los Dodgers, Ross Stripling, para dar profundidad a un bullpen que determinará gran parte del éxito del equipo en 2021.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!