Tom Brady es el Michael Myers de la NFL. Si ese personaje del cine de terror de la famosa saga de Halloween que siempre regresa. Brady a sus 43 años luce 5 años más joven y sigue haciendo lo que mejor sabe: ganar y ganar partidos. Tampa Bay con Bruce Arians necesitaban ese QB para dar el siguiente salto de calidad. La defensiva ya estaba allí y hoy con el linebacker Devin White como líder (interrupción clave), el equipo ya ha dado ese salto esperado de calidad. La victoria de 30-20 ante los Saints en la ronda divisional no es casualidad.

La defensiva de Tampa forzó 3 intercambios de balón y Brady y su ofensiva no perdonaron con 21 puntos.

Ese es el partido resumido en pocas palabras. Tom Brady además hizo los pases clutch como es usual, a pesar de sus sólo 199 yardas. Los Bucs fueron corriendo poco a poco mejor el balón y Leonard Fournette y Ronald Jones son un tandem de corredores muy subestimados. Brady con los checks a los corredores estuvo repartiendo el balón además de pases clave largos como en el primer cuarto a Cameron Brate (o Scotty Miller en 3era y largo en la segunda mitad).

El partido cambió totalmente con el golpe al ovoide del safety novato Antoine Winfield Jr al TE Jared Cook. Cuando Brees y la ofensiva estaban en su mejor ritmo vino ese intercambio de balón. Alvin Kamara ya no promedió 5 yardas o más por acarreo en el último cuarto y Drew Brees fue grandioso pero ya no puede alargar el campo como en otros años.

Tom Brady va a su 14vo juego de campeonato en 19 años; una auténtica locura.

Brady y los Bucs anotaron 17 puntos sin respuesta para echar a los Saints en el Superdome

El partido comenzó con los Bucs dormidos en equipos especiales y un regreso de Harris hasta la yarda 10. La clave en el partido fue que la defensiva de Todd Bowles jamás se dobló del todo.

Los Saints se fueron arriba sólo 6-0 producto de dos goles de campo. Tampa apenas consiguió su primer primero y diez con un QB sneak de Brady en 4ta y 1 y en propio campo. En ese drive, Godwin atrapó una pase pantalla clave en 3era y 5 a la mitad del campo. De ese drive sólo sacaron un gol de campo (6-3).

El primer intercambio de balón fue en 2da y 9 y los Saints en propio campo.

La presión por el medio hizo a Drew. salir de un lado y quiso flotar un pase a Michael Thomas; el corner Murphy-Bunting se quedó con el pase. Brady aprovechó y tuvo su primer TD con un pase sencillo en el slant a Mike Evans. Los Bucs a favor 10-6, cedieron la ventaja nuevamente a New Orleans con la jugada de truco de pase Winston a Smith (13-10).

El mejor drive de Brady en el partido fue en la ofensiva de dos minutos que siempre ejecuta muy bien. Con un check a Fournette consiguió un crucial primer y diez. La pantalla a Fournette fue la jugada grande del drive y los Bucs se fueron por el gol de campo para irse 13-13 al medio tiempo. Abajo 20-13, vino la gran jugada de Winfield Jr provocando el fumble al TE Cook en medio campo. Devin White muy atento recogió el balón.

En 3era y 5 en la 10, Brady encontró fácil a Fournette para el TD.

El partido 20-20 estaba para cualquiera y Brady empezó a lanzar sus mejores pases. Un pase de 13 yardas a la banda fue una gran recepción del novato Johnson. En 3era y 5 desde su yarda 40, metió un pase largo perfecto a Scotty Miller (pase perfecto entre el corner y el safety). Con el marcador 23-20, Devin White se anticipó al pase de Brees a Kamara. El TD en QB sneak de Brady congeló el partido (brees se fue con otra INT y 3 en total). Brady irá a Lambeau Field vs los Packers por un pase al Super Bowl LV.

Los Browns dejaron ir la gran oportunidad al no poder vencer a KC sin Mahomes en la recta final

Los Chiefs ganaban 19-10 pero se quedaron sin Mahomes en casi dos cuartos completos.

Los Browns olieron sangre pero les falto el instinto asesino para poder dar el gran batacazo. Con el partido 22-17, el ex QB Dolphin Chad Henne se convirtió en el héroe menos esperado. Con 3era y 15, Henne se escapó por tierra para casi conseguir el primero y diez.

En 4ta y pulgadas a medio campo, Andy Reid se la jugó con Henne yendo por un pase rolado de 2 yardas a Tyreek Hill. Con Mahomes fuera por conmoción, estaba la mes apuesta para los Browns de Mayfield y Stefanski. A Cleveland le faltó ese instinto asesino de un equipo con temple para aprovechar la situación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!