El sábado de playoffs divisionales de la NFL fue de partidos sin mucho sabor o dramatismo. El nivel no fue lo mejor y fuera de que los Rams estuvieran a 7 puntos de Green Bay, no hubo mucho drama. Sin ser unos clásicos de playoff, fue claro que Green Bay es un equipo temible cuando puede correr el balón y eso es la diferencia que tiene Aaron Rodgers comparado a otros equipos en su carrera. La victoria de 32-18 ante los Rams, fue solventada en las piernas de Williams y Jones; Rodgers con pases cortos y rápidos y eso es la identidad de los Packers de Matt LaFleur.

Aaron Rodgers tiene esa lectura perfecta para liquidar con el play-action y cuando lo tuvo que hacer con el partido en la línea (25-18 Green Bay), encontró a Lazard.

Un pase largo que es la muestra perfecta de lo letal de este equipo en ofensiv, si pueden correr el balón. Los Rams sin un Aaron Donald al 100, nunca pudieron frenar por el centro el ataque terrestre. La línea ofensiva de los Packers hizo un gran trabajo protegiendo a Rodgers y abriendo huecos a placer para los corredores.

En Buffalo, hubo un partido muy pobre y no por ser defensivo. El partido entre Bills y Ravens fue defensivo pero sin mucho ritmo, errores y dos jóvenes explosivos mariscales sólo con destellos. Lamar Jackson fue mucho peor que Josh Allen, pero tampoco es que el QB ex de Wyoming fuera espectacular. Lamar sigue sin poder demostrar que puede ganar con su brazo en momentos cruciales. La intercepción que sufrió en zona roja, fue la primera para él en su carrera; el pick six acabó el partido (17-3).

Allen hizo lo necesario y la defensiva de los Bills limitó las corridas electrizantes de Lamar.

Los Packers con más de 150 yardas por tierra acabaron con la defensiva de Donald y los Rams

A pesar de sólo anotar un gol de campo, los Packers comenzaron corriendo a placer con el novato de Boston College, Dillon. Jared Goff se vio bien lanzando el balón en el primer cuarto, a pesar de su lesión en el dedo: Jefferson en lugar de Kopp pudo atrapar dos balones en ruta de dig para poner el balón en campo Packer.

En el siguiente drive, Green Bay empezó a hacer daño con Aaron Jones por el medio de la defensiva.

En ese drive del primer TD de los Packers usaron una de esas jugadas roladas que tanto gustan a LaFleur. Rodgers lanzó un pase a su TE confiable de zona roja Robert Tonyan. Green Bay ni siquiera tuvo que usar mucho de esas jugadas por lo efectivo que fue el juego terrestre y los pases en pantalla de Rodgers a Adams en corto yardaje.

Con el marcador 10-3, el siguiente drive mostró otra variedad en el ataque de GB; un pase al flat de Rodgers a Aaron Jones fue la jugada grande. Hasta Rodgers anotó por tierra (16-10).

El único punto negativo de la defensiva de Mike Pettine fueron los pases de Goff intermedios con los LB perdidos en espacio en ese 2do nivel. El TD que consiguieron los Rams antes del medio tiempo fue la prueba de ello. La primera jugada de la 2da mitad fue el acarreo de casi 80 yardas de Aaron Jones, que puso la mesa para el 25-10. El marcador se llegó a poner 25-18 y allí fue donde vino la jugada de play-action y la bomba de 70 yardas a Allen Lazard para el TD para liquidar el partido. Simple pero sencillo de ejecutar, cuando Jones tuvo 99 yardas por tierra y Williams 65.

Rodgers lanzó para casi 300 yardas y 2 TD.

Lamar y los Ravens colapsaron y los Bills van al AFC Championship Game por primera vez desde 1993

El partido tuvo poco que contar en la primera mitad. Los Ravens corrieron a placer en su primer drive, pero Justin Tucker falló el gol de campo. De allí la defensiva de los Bills en el contain, permitió poco de Lamar Jackson y sus corridas. Steffon Diggs (8 recepciones, 106 yardas) tuvo una segunda mitad de jugadas grandes y fue la clave en el drive que distanció 10-3 a los Bills en el 3er cuarto.

Lamar Jackson en zona roja lanzó un terrible pick al corner Aaron Johnson y en lugar de 10-10, los Bills liquidaron el partido 17-3. Jackson probó una vez más que con su brazo no puede ganar este tipo de encuentros.

Josh Allen fue pragmático con 206 yardas y 1 TD. Los Ravens en equipos especiales fallaron dos goles de campo y su centro titular tuvo un partido para el olvido. Lamar salió conmocionado en la recta final y Buffalo aprovechó para colarse al AFC Championship Game.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!