Los Cleveland Browns no ganaban en playoff desde 1994 y Bill Belichick era su head coach. Desde ese momento, los Browns se convirtieron en una franquicia totalmente disfuncional dentro y fuera del terreno. Tras salidas de gerentes generales, head coaches, QB etc, eran una de las peores franquicias en las 4 grandes ligas deportivas de los Estados Unidos. Este año con Kevin Stefanski en su primer año al mando, los Browns renacieron y no sólo llegaron a playoff pero derrotaron 48-37 a Pittsburgh para pasar a la ronda divisional.

Cleveland tuvo el problema del coronavirus en las últimas semanas de campaña y Stefanski no pudo estar en la banda en Heinz Field vs Pittsburgh.

Los Browns tuvieron pocas prácticas en la semana e iban como víctimas a casa de Big Ben y los Steelers. Cleveland jugó un primer cuarto demoledor donde anotaron 28 puntos aprovechando 3 turnovers de Pittsburgh. Desde el primer mal centro a Roethlisberger y el TD en la primera jugada del partido, se veía que se podía dar el gran batacazo, hasta el momento en estos playoffs.

De allí, los Browns fincaron una victoria que estuvo en algo de peligro, tras el tercer cuarto. La decisión de Mike Tomlin de no ir por una 4ta y 1 con el momentum a favor, le costó el partido. Mayfield mostró temple y con un pase pantalla a Chubb liquidaron cualquier intento de remontada épica de los Steelers. La OL de los Browns sin Joel Bitonio, jugó un gran partido y Baker Mayfield (igual que en la 2da parte de la campaña), se ha vuelto un QB inteligente y sin regalar el ovoide.

Una derrota colosal y una de las más humillantes en la historia de los Steelers; los Browns con una victoria de esas que quedarán para siempre en el recuerdo.

Browns anotaron 28 puntos en un primer cuarto donde castigaron con TD los errores locales

Los Browns aprovecharon todo en un primer cuarto histórico (28 puntos en un primer cuarto en un partido de playoff).

Desde la primera jugada vino un pésimo centro de Pouncey a Big Ben por encima de su cabeza. Conner quiso ir por el balón y también el QB. En esa indecisión vino la defensiva de Cleveland y pudieron tomar el balón en la zona de anotación. Un fácil TD para el corner Karl Joseph. Desde allí se vino una avalancha de café y naranja que Pittsburgh no supo frenar en el primer cuarto.

Los Browns de inmediato volvieron a tener un intercambio de balón, gracias a la presión de Karl Joseph en la bolsa. Big Ben quiso salir a un lado y flotar el pase a Benny Snell; el pase fue interceptado a una mano por el esquinero MJ Stewart. En 3era y 4 en la 45 de Pittsburgh, Mayfield encontró en el slant a Landry y éste se escapó para el TD (14-0). En el siguiente drive, Chubb por tierra (76 yardas en el partido) hizo lo que quiso por fuera y por dentro. Hunt que acabó con 48 yardas, arrastró Steelers en una corrida de 13 yardas para otro TD.

Un pase que rebotó en las manos a Diontae Johnson, le cayó al safety Redwine para otra intercepción más. Hunt en 3era y 3 en zona roja se escapó para otro TD y el 28-0.

Al final Big Ben acabó con 500 yardas pero 4 INT; Mayfield tuvo 3 TD y 263 yardas.

Baltimore se quitó una desventaja de 10-0 vs los Titans gracias a las escapadas de Lamar Jackson

Lamar Jackson por fin pudo ganar en playoff y los Ravens anotaron 17 puntos sin respuesta, tras irse a bajo temprano 10-0 ante los Titans. Los Ravens empezaron a hacer el juego pequeño con pases al FB Ricard o a Hollywood Brown. Lamar Jackson explotó por tierra en las RPO y tuvo 2 TD y 136 yardas. Eso fue la diferencia, además de como la defensiva de Baltimore paró en la caja a Derrick Henry.

Saints dejaron dudas en ataque pero ganaron sin problemas ante la deprimente ofensiva Bear

Drew Brees sigue sin poder alargar el campo como en años anteriores, pero eso no fue suficiente para vencer a Chicago.

La defensiva de Chuck Pagano aguantó hasta donde pudo; la ofensiva con Mitch Trubisky fue aberrante y de lo peor en ataque en todo el fin de semana de Wild Card. Brees con pases cortos a sus TE, Kamara o Harris, pudo ir desgastando a la defensiva de los Bears. Los Saints estuvieron 7-3 arriba gran parte del partido y al final sacarían su boleto (21-9) a la ronda divisional. Tom Brady y sus Bucs quieren venganza por las dos derrotas en campaña regular ante los Saints.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!