El nuevo orden del Futbol mundial está en buenas manos. Tanto Kylian Mbappé como Erling Haaland volvieron a deslumbrar en Champions con PSG y Borussia Dortmund respectivamente. El PSG de Pochettino asaltó el Camp Nou con una goleada tremenda con Mbappé marcando 3 goles y los 3 de diferentes formas. El noruego Erling Haaland no se quiso quedar atrás y metió dos goles al Sevilla, además de asistir en el golazo del empate de Dahoud.

Mbappé parece ser el jugador más hecho con 22 años por 20 de Haaland. Mbappé es más veloz pero Haaland es igual o más potente. Mbappé ya fue campeón del mundo con Francia y Haaland juega en una selección noruega que espera dar ese salto de calidad para poder estar en Eurocopas.

De cualquier manera Haaland tiene 8 goles en esta Champions (5 de Mbappé). Hoy Haaland arrastró el balón de fuera del área y probó en Sevilla que también puede crear y no sólo ser un delantero centro puro.

Lo que es cierto es que el PSG con Mbappé y el Dortmund con Haaland están casi con dos pies en los cuartos de final. El PSG anuló al Barcelona con un gran primer tiempo con opciones claras y en el 2do metieron 3 goles en transición. El Dortmund se creció cuando perdía 1-0 y Haaland generó la jugada del golazo en el tiro desde la media luna de Dahoud. Más tarde hizo dos más quedando sólo frente al portero.

Mbappé se encargó de la goleada del PSG en Cataluña; Haaland metió 2 en el Pizjuan

El PSG de Pochettino empezó perdiendo con un penal inexistente de Kurzawa a de Jong.

Messi definió de gran manera arriba en el penal. El Barcelona se desmoronó por completo cuando Mbappé marcó el empate al minuto 32. Kurzawa en banda de primera le puso el balón a Verrati entrando al área; el mediocampista italiano de gran partido se la puso de primera y de parte externa a Mbappé. Kylian en corto se quitó a Lenglet y mantuvo posesión del balón para fusilar a Ter-Stegen.

Al 64, en transición Florenzi centró y Piqué dejó de mala manera el balón para que Mbappé sólo empujara a la red. El 3-1 cayó en pelota parada y Lenglet dejando sólo al italiano Sean que cabeceo picado. El 4-1 fue un contragolpe y una obra de arte de Mbappé definiendo de primera en el área y con rosca apenas por encima de Ter-Stegen.

El Dortmund se puso abajo 1-0 pero luego vino el show de Haaland.

El noruego en un saque de banda se quitó su marca y mandó pase a Dahoud que en la media luna metió un golazo a la escuadra. Después Haaland volvió a arrastrar marca y con buena conducción hizo una pared corta con Sancho entrando al área. Haaland se barrió de gran manera ante la salida del portero marroquí Bono.

El 3-1 fue un contragolpe tras una pérdida de balón local en medio campo. Haaland definió cruzado y de primera raso para dar un golpe duro al equipo de Lopetegui. El segundo tiempo fue de todavía más posesión del Sevilla y al final el Dortmund fue el de la mala marca como en la pelota parada y el gol de Luuk de Jong. El 3-2 es de cualquiera manera muy favorable.

Liverpool ganó 2-0 y deja tocado al Leipzig; la Juve rescató un gol de visitante en casa del Porto

El Liverpool de Klopp llegaba a jugar la ida de visita ante el Leipzig, con una crisis de resultados en Premier. El equipo inglés fue inteligente en el primer tiempo frenando el juego de posesión en corto de los de Nagelsmann. Los Reds generaron peligro en transición y fueron mejores en general en un seco primer tiempo. En la segunda parte los errores defensivos del Leipzig en la salida le regalaron dos goles a Salah y Mané. Los dos delanteros letales quedaron en mano a mano vs Gulacsi. La eliminatoria parece cerrada y más con la vuelta en Anfield.

La Juventus revivió los fantasmas del año pasado quedando eliminado por el Lyon en 8vos de final.

La Juve recibió un gol al minuto 1 con un error de Betancourt. El uruguayo cedió mal a su arquero y el delantero iraní Taremi definió a metros de la línea de gol al barrerse ante la salida desesperada de Szczesny. La Juve tuvo el cuero pero pocas ideas. En la 2da parte, recibió el 2-0 en una buena jugada de Corona de espaldas en el área; Marega definió de frente con un tiro suave a lado de la mano del portero. El gol de Chiesa al 82, fue mucho premio para una Juve insípida. El gol de visitante los deja muy vivos en la vuelta, aunque eso se pensaba el año pasado contra el Lyon.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!