Obtener la mezcla público-privada correcta

A pesar del gasto mejorado del gobierno, la Autoridad de Estadísticas de Filipinas (PSA) señaló que la construcción en general creció solo un 6,2% en el segundo trimestre de 2017 en comparación con el 13,5% en el mismo trimestre del año pasado, ya que "se vio afectada por un crecimiento modesto en construcción privada”.

El economista senior del Banco de las Islas Filipinas (BPI), Jun Neri, atribuyó la desaceleración del sector privado al cambio de las alianzas público-privadas (PPP) a un enfoque iniciado por el sector público ayudado por la asistencia oficial para el desarrollo (AOD).

Esto ya afectó los planes de algunas de las firmas más grandes del país que habían estado considerando acuerdos de PPP. Por ejemplo, el gobierno eliminó 5 proyectos de aeropuertos regionales del oleoducto PPP.

Neri también dijo que el segundo trimestre de 2017 vio un gasto de bienes de capital más lento después de un aumento notable en el mismo período del año pasado.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Agregó que hubo leves retrasos en los proyectos de construcción del gobierno contratados por empresas privadas de construcción durante el período.

Con la desaceleración general de la construcción, la manufactura contribuyó con el PIB más alto del país con un crecimiento interanual del 7.9%.

Esto se reflejó en las fuertes exhibiciones de firmas involucradas en el sector, como IMI del Grupo Ayala, que vio su ingreso neto aumentar en un 14%, mientras que JG Petrochemicals de JG Summit vio crecer sus ingresos en un 50% a P19.7 mil millones.

La minería y la explotación de canteras también se recuperaron en el segundo trimestre, creciendo un 13,7% frente a una contracción del 4% en el año anterior.

Esto se refleja en el desempeño de empresas mineras en el primer semestre, como Semirara Mining y Power Corporation y Apex Mining Company, que registraron aumentos de ingresos netos del 24% a P7.86 millones y 33% a P177.8 millones, respectivamente.

Impulso de la agricultura

Entre los principales sectores económicos, la industria creció más rápido con un 7,3%, mientras que los servicios, el sector dominante en los últimos años, se desaceleró a un 6,1% desde el 8,1% del año pasado.

El largo sector agrícola inactivo resultó ser la sorpresa del segundo trimestre, con un crecimiento del 6,3% y una contribución del 0,5% al ​​crecimiento general del PIB del 6,5%.

Los subsectores palay, maíz, caña de azúcar y aves de corral, así como los servicios agrícolas aumentaron todos, mientras que la silvicultura creció en un 32,2% desde una disminución del 27,5% el año pasado. Por el contrario, la pesca cayó un 2,9% desde el nivel del año pasado.

Una mirada a los datos de exportación es un buen augurio para el futuro inmediato del sector agrícola, con Pernia señalando que "en Q2 hubo un aumento del 57% en maquinarias agrícolas versus un 51% negativo en Q1, por lo que es una adquisición importante para equipos agrícolas".

Añadió: "Dadas las mejores condiciones climáticas en la segunda mitad del año, deberíamos ver que la agricultura mantenga su flotabilidad".