Es oportuno diferenciar claramente tres probables situaciones que podrán acontecer cuando un inversionista deba tomar una decisión:

Certeza

Es definida como aquel caso en que el decididor conoce de antemano con exactitud todos los valores de los parámetros que pueden actuar la decisión.

Riesgo

Corresponde a la situación en que no se dan las condiciones de certeza, pero (1): se tiene conocimiento de todos los futuros estados posibles de la economía, negocios, etcétera,. Que puedan afectar los valores de los parámetros relevantes en la decisión, y (2): se está en condiciones de asignar una probabilidad a la ocurrencia de cada uno de estos estados.

Incertidumbre

Se presenta cuando no se da al menos una de las condiciones que caracterizan el riego, es decir (1): no se conocen todos los futuros estados que puedan determinar la decisión y/o (2): no se puede asignar probabilidades a esos estados.

Messuti 1994

Todos los dilemas de decisión, ya sea en cada uno de los antes mencionados llevan consigo elementos en común. En cada caso existirán diferentes conjuntos de alternativas, un criterio que permita obtener dichas alternativas y un procedimiento que, respetando el criterio mencionado, nos guie a la más óptima.

Bajo y alto riesgo

Todo el mundo está expuesto a que se le hagan trampas a la hora de invertir, todo pareciera indicar que los inversionistas ansiosos de seguridad son actualmente los más vulnerables. Para evitar algunos tipos de trampas conozcamos un poco de como tomar una decisión enfrentándonos a los diferentes tipos de riesgos.

Generalmente una inversión conllevara un riesgo y son distinguidas por eso. Tendiendo como riesgo que es, la posibilidad de que el valor o retorno de una inversión no ofrezca los resultados que se esperaban, lo que en otras palabras es que imperecederamente existe la expectativa de que acontezca algo indeseable. (GITMAN, 1997 [VIDEO]) dice “ Cuanto más amplia sea la variedad de valores o retornos posibles en relación con una inversión, más elevado será en su riesgo, y viceversa” (p. 5). Podemos mencionar que cada tipo de instrumento de inversión adquiere una singularidad de riesgo, pero aun así el nivel de riesgo se somete fundamentalmente al instrumento que se dio uso. En el momento de invertir se pueden considerar dos alternativas de inversión considerando que en ambas existirá un riesgo, alto y bajo. (GITMAN, 1997) menciona “ Las inversiones de bajo riesgo son aquellas a las que se considera seguras en lo que se refiere a la recepción de un retorno positivo. En cambio, se estima que las inversiones de alto riesgo son sumamente especulativas” (p.5).

La especulación será utilizada para referirnos al proceso de compra de instrumentos, cuyo valor futuro y ganancias esperadas serán en gran medida inciertos, por lo tanto la especulación se encontrara en un alto nivel de riesgo. Esto incuestionablemente pondrá mayores expectativas de un retorno más elevado.

Invertir es difícil y más cuando no conocemos las circunstancias a las que podremos estar expuestos, por lo que reconocer estos factores será de gran utilidad para comenzar su vida como los mejores inversionistas.