En Reino Unido después de han surgido los problemas de abastecimiento de carne de aves a conllevado a que se quedaran sin pollo. La semana pasada, la cadena de pollo frito cambió su contrato de entrega a DHL, que culpó a los "problemas operativos [VIDEO]" por la interrupción del suministro. No estaba claro cuándo se corregirían los problemas de entrega, dijo un vocero de KFC.

Se alienta a los trabajadores a tomar vacaciones, pero no se les obligará a hacerlo, agregó. "Nuestros equipos están trabajando a toda máquina para que el resto vuelva a funcionar lo antes posible, pero es demasiado pronto para decir cuánto tiempo demorará el retraso".

KFC ha creado una página web donde los "fanáticos" pueden encontrar su punto de venta más cercano que aún está abierto.

Dijo que en los restaurantes propiedad de la cadena, el personal con contratos a corto plazo pagaría el promedio de horas trabajadas por día durante las últimas 12 semanas, mientras que los salarios serían pagados de manera normal. Sin embargo, el 80% de los puntos de venta de KFC se administran en franquicia.

"Los franquiciados buscarán su propio asesoramiento independiente, pero los alentamos a que también adopten esta política", dijo la cadena. Hasta el martes pasado, el pollo de KFC fue entregado por el grupo de distribución de propiedad sudafricana Bidvest, que se describe a sí mismo como "el proveedor líder de soluciones logísticas y de cadena de suministro para el sector hotelero y de restauración del Reino Unido".

Pero después del cambio en el contrato, muchos de los puntos de venta de alimentos comenzaron a quedarse sin productos de pollo.

"El pollo cruzó la calle, pero no a nuestros restaurantes", dijo KFC en Twitter."Hemos traído un nuevo compañero de reparto a bordo, pero han tenido un par de problemas iniciales: ¡conseguir pollo fresco en 900 restaurantes en todo el país es bastante complejo!" agregó, pidiendo disculpas a los clientes por las molestias.

"No pondremos en peligro la calidad, por lo que las entregas no han significado que algunos de nuestros restaurantes estén cerrados y otros operen un menú limitado o reduzcan las horas". La declaración enumeró restaurantes de KFC que aún estaban abiertos a pesar de los problemas.

La red de distribución utiliza software desarrollado por la firma Quick Service Logistics (QSL).

El sindicato GMB dijo que había intentado advertir a KFC que el cambio de Bidvest a DHL fue un error. El cambio [VIDEO] ocasionó la pérdida de 255 empleos y el cierre de un depósito de Bidvest, dijo Mick Rix, funcionario nacional de GMB.