La empresa [VIDEO]más potente del mundo de la cerveza, Heineken, ha decidido recientemente abrir una nueva fábrica en México. La factoría se ubicará en el municipio de Meoqui, concretamente en Chihuahua, y servirá para proporcionar un poderoso impulso económico a la zona, además de reafirmar la importancia de México en cuanto a la Economía y las empresas. Este movimiento que ha decidido tomar Heineken sirve para demostrar también el compromiso que tiene la marca, aumentado la infraestructura productiva a lo largo del país.

Desde hace varios años, México se ha convertido en uno de los países de referencia para la empresa Heineken.

El motivo está claro: la fusión con Cuauhtémoc Moctezuma ha supuesto haberse convertido en una zona estratégica inmejorable debido a los niveles de ventas registrados. Además, México se sitúa en un punto clave para poder abastecer también a todas las zonas cercanas a los Estados Unidos de América. Y es que la compañía cervecera consiguió generar en México el doce por ciento de sus ingresos anuales y nuestro país representó, el pasado año, el diceséis por ciento del volumen total de venta.

Una mayor inversión en México desde el año 2015

Por todos estos motivos, Heineken decidió aumentar su estrategia de inversión en territorio mexicano. Por ello, desde el año 2015, los cerveceros invirtieron dos mil millones de dólares más, que fueron destinados a tratar de mejorar la capacidad de producción.

Por el momento, han utilizado la mitad de ese capital en la nuevas plantas situadas en Toluca y en Guadalajara.

La nueva planta de Meoqui

La nueva planta de Meoqui puede traer muchos beneficios económicos para México. Heineken se encargará de que esto ocurra, ya que la inversión por parte de la empresa holandesa para construir la nueva fábrica fue de siete mil trescientos cincuenta millones de dólares. Según Notimex, la nueva planta tendrá una capacidad de cinco millones de hectolitros, que podrán ser expandidos a diez millones y será capaza de atender la demanda tanto de México como de Estados Unidos.

Pero no todo se basa en el dinero que puede aportar a México, sino también con la ecología de su sistema. Esta planta está considerada como una de las más modernas del momento gracias a la nueva tecnología implantada en ella. Estas nuevas técnicas de producción están basadas en la utilización de energías renovables en cada uno de los pasos del proceso total de producción.

Su puesta en marcha está programada para el día 27 de febrero

Después de todo el proceso de asentamiento y construcción de la fábrica, parece que Heineken podrá empezar a trabajar a partir del día 27 de febrero.

La planta tendrá una extensión total de 69 hectáreas y podrá generar, al menos, el doce por ciento de la electricidad que consuma con los paneles que han sido instalados con ese propósito. Además, Heineken también ha tratado de ser lo más respetuosa posible con el cuidado del medio ambiente y, para ello, basará la mayoría de su consumo energético en el abastecimiento de fuentes de energía renovables. Su objetivo a corto plazo es que, para el año 2020, puedan convertirse en una compañía cien por ciento amigable con el medio ambiente.

El tratado de residuos y líquidos también es otro de los puntos que más preocupa a los cerveceros. Y es que su sistema está basado en un modelo biológico en el que los microbios serán los encargados de realizar la digestión del agua y así eliminar la mayor parte de los contaminantes antes de expulsarlos al exterior. Por último, Heineken solo pretende usar dos litros de agua para la producción de un litro de cerveza, con lo que reduce lo que normalmente se