En vez de improvisar en el territorio de las monedas virtuales, el gobierno de Venezuela debería ocuparse de la crítica situación que está viviendo el País. Y tratar de resolverla con los instrumentos reales que ya existen. En una entrevista concedida al periódico Antigua Observer, Calvin Ayre, consejero del ejecutivo de Antigua y Barbuda, dijo que no toma en consideración la decisión del régimen de Nicolás Maduro de crear su propia moneda virtual: el Petro. La divisa digital comenzará a estar en preventa desde este martes. “Creo que es algo ridículo, que podría empeorar la situación económica de los venezolanos. Me explico: si no logran manejar la moneda que ya existe, ¿cómo creen que van a poder hacer que funcione un nuevo sistema?.

Aunque Ayre es un defensor de las monedas virtuales, considera que el gobierno venezolano debería ponerse a trabajar con lo que ya existe. “Existe ya una solución – añadió – y se llama Bitcoin cash. Que adopten eso y ya, sin inventar tanto”. Ayre es un inversionista de Canadá que creó Bodog Entertainment. Desde hace muchos años promueve el uso del Bitcoin. Maduro ha invitado a Antigua y Barbuda y a otro países a que compren Petro, una moneda digital que será respaldada con más de 5000 barriles de petróleo.