En lo que va de año el índice para la Economía está en notable crecimiento, las compañías están contratando y las 401 (k) están más gordas que el año pasado. Entonces nos preguntamos, ¿qué impide que las personas cumplan el Sueño Americano de comprar un nuevo hogar? Es muy bien sabido que durante pasado mes de Enero la venta de casas recién construidas bajo en un 7,8%, siendo la segunda caída mensual consecutiva, dijo el lunes el Departamento de Comercio.

Expertos en materia económica afirman que solo se trataba de un problema, pero otros opinan se pudiera frenando las aspiraciones de los compradores

He aquí el verdadero motivo por el cual se hace se está haciendo más difícil conseguir un nuevo hogar en la actualidad:

  • El clima: El mal tiempo imperante desde los inicios de este año originó el enfriamiento a los compradores, especialmente al noreste y el sur, donde las ventas se desplomaron como el mercurio. Las ventas bajaron3% en el noreste y 14.2% en el sur. El clima más suave atrajo compradores en el Medio Oeste y el Oeste, que registraron considerables aumentos en las ventas.
  • La Escasez de trabajadores: Los precios de las casas han subido de tal manera a partir de esta época del año pasado. ¿Por qué? Oferta y demanda. Alrededor de 1.5 millones de trabajadores de la construcción renunciaron a la industria durante y después del colapso de la vivienda y solo regresó cerca de la mitad. Eso representa que los que quedan aumentan los salarios y el costo de la vivienda. A nivel nacional, el precio mediano de una casa nueva fue de $ 323,000 en enero, 2.5% por encima del costo de hace un año.
  • Los materiales son más caros: Estos alcanzaron un incremento de 3% por encima del precio con relación al año pasado.
  • Falta de espacios vacios: Se hace un tanto difícil encontrar terrenos para la construcción de nuevos hogares, principalmente en grandes áreas metropolitanas que tienen leyes de zonificación más estrictas para detener un poco el tráfico excesivo y los impactosUna vez más, menos hogares significan precios más altos.
  • Mayores tasas de hipotecas: Están siendo fijadas en un promedio a 30 años han aumentado de alrededor de 3.8% en septiembre a 4.4% recientemente, según Freddie Mac.
  • Cambios en la ley fiscal: La nueva ley arancelaria limita la reducción de intereses hipotecarios a valores de vivienda de hasta $ 750,000, por debajo de $ 1 millón, para viviendas compradas después del 15 de diciembre. También limita la deducción por propiedad y los impuestos a las rentas estatales y locales a $ 10,000. La deducción de los intereses hipotecarios modificada puede haber llevado algunas ventas de casas a fines del año pasado, dice RDQ Economics. Los cambios podrían desarraigar algunas ventas de viviendas en estados con muchas casas de lujo o impuestos altos.

"Parece claro que no deberíamos esperar un gran avance en las ventas de viviendas nuevas en el corto plazo, y en su lugar debería buscar un progreso incremental en el mejor de los casos", dice el economista senior de Zillow, Aaron Terrazas [VIDEO].