La mayor parte de la población contemporánea son jovencitos, que no recordarán una época cuando llegar a cada destino se hacía en carreteras de un sólo carril. Hoy, sin salirse del tablero, cada vez es más sofisticado el trayecto de cuota, que nos permite acercarnos a Veracruz a 100 km/h.

Siempre asombra que siendo una de las regiones geográficas más verdes se conciba a la entidad como una de las más pobres; nicho de enfermedades y gobernantes quienes han preferido como socio al crimen, que a la noción ética del servicio público.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

En alguna medida se ha cumplido y resulta posible asistir a uno de los encuentros más excitantes de la cultura en México, que tiene lugar en uno de los tres corazones de Totonacapan.

Hasta Tajin vamos en un parpadeo pasando Tulancingo, Huachinango y Poza Rica para celebrar a los poderes del agua, a los ciclos de la vida, a los Dioses Ocultos y consecuentemente a los elementos: el tifón y el trueno, el meteoro y la tempestad.

México y sus increíbles destinos

México es superpotencia en destinos mágicos; se antoja instalarse varios días cerca de las pirámides. De ahí puede uno seguir hasta el golfo, a través de Zamora o por Tecolutla y seguir hasta el Álamo. Se recomienda fijarse en la Costa Esmeralda, porque se han montado algunos impresionantes desarrollos hoteleros.

Papantla se nutre de esta demanda por alojamiento y goza, pese a su accidentado suelo, de hoteles de varios pisos, ubicados justo en el centro, pensando en el punto donde coinciden los edificios del gobierno y los templos, con los restaurantes, los bancos, las tiendas y el folklore regional.

De cierto que los servicios no son los de una metrópolis. Paralelamente el turismo convide del mercado ambulante de artesanos y se beneficia de los productos de un Oxxo.

En estas fechas, para complementar la Cumbre de la identidad se arma un montaje para dar conciertos a un lado de kiosko.

La sensación de estar en la maleza nos pone ante el planteamiento de una economía que va retrocediendo hasta entornos menos modernos en los cuales los usos, las constumbres y el idioma, no son los mismos. No cabe duda, en cambio, que el gusto por la cerveza es universal.

Papantla del Siglo XXI hospeda a miles de turistas para quienes se ha vuelto tradición aprovechar el combo de posibilidades recreativas ofrecidas por en el Parque Takilhsukut.

En una loma, la estatua del "Volador", del Maestro Teodoro Cano, observa el Centro Histórico, un mercado de tres niveles, diversos restaurantes, fast food, bancos y hasta congales.

Como puede esperarse en Papantla hay la misma demanda por teléfonos celulares, productos pirata y mercancías artesanales como joyería y ropa con un colorido, materiales y diseño de primer mundo. Muchas piezas se antojan hechas a mano, más hay también productos que comienzan a sentirse industriales.

En el mismo barrio asistimos al Museo en honor al académico Teodoro Cano García.

Acreditado por su expresión plástica y su participación activa en las escuelas de artes plásticas de Veracruz. Encantados visitamos una casa donde Cano nos propone recrearnos con su producción.

No hace falta mucho para admirarse de las dimensiones del mural/bajo relieve "Cultura Totonaca" en la Plaza Israel C. Téllez. También se ha consagrado en el estado con piezas colosales como "Cristo Redentor" de 32 metros de altura ubicado en Tihuatlan.

En su museo, Cano ha dispuesto vitrinas para mostrar colecciones y reproducciones arqueológicas; instalaciones de tipos de habitat y una pinacoteca de varios formatos destacando el carácter oscuro en la mano del pintor que reflexiona sobre su antigüedad.

Como colofón, a través de fotografías de época e indumentaria, uno se va con la mirada completa acerca de una población cuyo plano paisajístico y rituales son parte del asombro en la mexicanidad.

Concluimos que no es tan pertinente el crecimiento de este tipo de comunidades, sino una estabilidad que conduzca a un ordenamiento estético en el último de los casos; de otra forma, habiendo sin duda más geografía inhóspita, no se puede garantizar el equilibrio con el ecosistema.

¡Papantla por cierto perfuma el mundo con su vainilla!