A diferencia de lo que muchos creen, el crimen paga. O más bien, se tiene que pagar. Y eso lo saben bien los mexicanos, víctimas de un triste record en el 2017. El año pasado México [VIDEO] sufrió un importante impacto económico por culpa de la criminalidad organizada. Más del 21 por ciento del Producto Interno Bruto se perdió a causa de la Violencia. De acuerdo al reporte oficial del think tank Instituto para la Economía y la Paz (Iep), con sede en Australia, la economía mexicano perdió ocho veces los recursos que el Estado dedica a la salud pública y siete veces el dinero destinado a la educación.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Carlos Juárez, responsable del departamento que se dedica a estudiar el caso mexicano en Iep, sostiene que el aumento de la violencia en México es proporcional a lo que cuesta en términos económicos al país.

Indiscutiblemente, todo ha subido desde que se anunció la guerra en contra del narcotráfico hace más de 11 años. Desde entonces, la factura [VIDEO] ha sido de 249.000 millones de dólares, es decir, 1747 dólares por cada ciudadano mexicano.

El reportaje explica que la economía ilegal ha crecido muchísimo en México, siempre por culpa de años de corrupción y de la debilidad del Estado de derecho. El precio de esta fragilidad institucional: más de 77.600 millones de dólares.