Durante las últimas semanas, BBVA-Bancomer México ha iniciado un proceso de reajuste de su nómina, lo cual traerá consigo el despido de al menos 1.500 empleados de la entidad bancaria. La reducción de la plantilla laboral viene dada conjuntamente con la transformación digital de la entidad y representa el despido de aproximadamente el 4% del total de la plantilla.

Durante el primer semestre del año 2018, el beneficio neto generado por BBVA México fue de 23.051 millones de pesos, lo que representa 1.210 millones de dólares al cambio actual.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Este monto supera en un 16% la cifra alcanzada por la entidad en el mismo mes del año 2017.

Las sucursales son las más afectadas

Hace dos semanas comenzaron a comunicarse los despidos, luego de la reincorporación de muchos empleados quienes volvían al trabajo después de las vacaciones de verano.

Según información extraoficial, la mayoría de los despidos se concentran en las sucursales, espacios que representan el eslabón más frágil ante el proceso de digitalización.

Aunque la ola de despidos afecta a diferentes tipos de cargos en la entidad bancaria, uno de los perfiles más afectados es el del gerente administrativo [VIDEO]. “Los apoderados”, como antiguamente se les conocía en México, son los encargados de la operatividad diaria de las agencias, sin embargo, no tienen contacto con el público.

Inicialmente, la cifra de despidos iba a ser muy superior, sin embargo, en algunos casos se realizaron acuerdos con los trabajadores para su reubicación, cumpliendo otras funciones dentro de BBVA-Bancomer [VIDEO].

BBVA- Bancomer en cifras

De cada 10 dólares del beneficio global generado por BBVA, cuatro se originan en México.

Vídeos destacados del día

BBVA es la segunda mayor entidad financiera española, y la cuarta parte de sus empleados de todo el mundo trabaja en México. Sin embargo, a raíz de la transformación digital que adelanta la institución, casi un tercio de las operaciones bancarias en México se realizan mediante canales digitales.

Esta es una tendencia creciente a nivel global, que en otros mercados registra cifras mucho mayores, tal es el caso de España, país en el que BBVA, tras la salida de la crisis económica, realizó una reducción en el número de sucursales y adelgazó su plantilla.

El control de los costos ha sido uno de los principales objetivos de BBVA-Bancomer en las últimas presentaciones de resultados de la institución. Durante el primer semestre del año en curso, sus ingresos manifestaron un crecimiento del 12%, en tanto que los gastos crecieron a una tasa considerablemente más baja de 6,5%.

Una importante cuota de esa reducción guarda relación con la digitalización de las operaciones y la reducción de las operaciones presenciales.

Más despidos en el sector bancario

El pasado día miércoles, uno de los competidores de BBVA en México, el banco canadiense Scotiabank, anunció que, en menos de tres años, 90% de las operaciones de esa entidad bancaria serán realizadas mediante canales.

La ola de despidos en el banco hispano mexicano viene a sumarse a la iniciada por Banorte en el mes de julio. Este gigante de la banca mexicana, despidió a 500 empleados tras su fusión por absorción. Según fuentes cercanas a la directiva del banco, podría iniciarse una nueva fase de despidos en la que se podrían ver afectados al menos 300 trabajadores.