Con una producción de 10 millones 680 mil barriles diarios de petróleo en el mes de junio, Estados Unidos se convirtió en el país líder en extracción de crudo a nivel internacional, superando a Arabia Saudita y Rusia, dos naciones con una reconocida tradición económica petrolera. Asimismo, se pronostica para Estados Unidos un récord de producción de crudo aproximado de 11 millones 500 mil barriles diarios para el año 2019.

De acuerdo a reportes emitidos por la Opep, agencias de Estados Unidos [VIDEO] y firmas globales de investigación económica, durante el mes de junio Arabia Saudita registró una producción de 10 millones 400 mil barriles, mientras que Rusia alcanzó los 10 millones 600 mil barriles diarios en el mismo período.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

En el transcurso del año 2018 se tiene previsto que Estados Unidos haya puesto en funcionamiento 10 nuevos campos petroleros y probablemente 6 campos más en el 2019. Estas nuevas áreas de producción de crudo estarán estratégicamente ubicadas en varias regiones [VIDEO], entre ellas Dakota del Norte, Montana, Texas y Nuevo México.

Gracias a los arduos esfuerzos de la industria petrolera estadounidense, esta nación se ha convertido en un competidor con valiosas potencialidades de crecimiento económico, al igual que se destacan otros países en esta área, tales como Noruega.

La reducción de la producción de crudo

Países pertenecientes a la Opep y Rusia decidieron mantener, por lo menos, hasta el final del 2018 una reducción de la oferta de petróleo, por el orden de más de un millón de barriles diarios, entre otras razones con la finalidad de mantener un equilibrio en el mercado internacional de este rubro. Sin embargo, en caso de no cumplirse este acuerdo, Arabia Saudita, Irán y Rusia son los países que pueden aumentar la producción de manera inmediata e inclusive desplazarían fácilmente a Estados Unidos.

Buenas expectativas para EEUU

Este impuso de la oferta de crudo en Estados Unidos durante el año 2018, junto a las positivas proyecciones para el año 2019 han generado una estabilidad en los empleos y un aumento del número de trabajadores en esta área, lo cual también implica una mejora en la calidad de vida de quienes trabajan en la industria petrolera.

Vídeos destacados del día

Adicionalmente, también han mejorado los niveles de los salarios, que abarcan a trabajadores obreros, personal técnico, especializado y profesional, debido a que el sector petrolero requiere de una amplia mano de obra, diversificada y calificada.