México enfrenta desmejoras en la capacidad de atender la demanda de gasolina de parte de la población, sin embargo, esta escasez no ha contribuido al aumento de los precios de la gasolina, ni del diésel, de acuerdo a informaciones emitidas por la Procuraduría Federal del Consumidor, Profeco.

Representantes de Profeco explicaron a la prensa que los precios de la gasolina y el diésel se mantienen estables en todo el territorio mexicano e inclusive en los diferentes estados, donde se registran deficiencias en el proceso de distribución de combustible.

Usualmente ante la falta de gasolina y diésel, la población mexicana presiona la demanda de estos productos lo que modifica los patrones de consumo, por el interés de abastecerse rápidamente de combustible, por la alarma de padecer los efectos de la carencia de gasolina.

Respeto a los derechos de los consumidores

Profeco emitió un comunicado en el cual señala que entre los días 14 y 21 de enero se realizó un monitoreo sobre los precios de la gasolina, con la finalidad de vigilar si habían variaciones significativas, que pudieran perjudicar a la población.

Este monitoreo fue conocido con el nombre de “Quién es quién en los precios” y determinó que la gasolina Premium se mantuvo sin variación en 20, 60 pesos por litro. Mientras, la gasolina llamada Magna presentó un ligero aumento de 10 centavos, al pasar de 19,40 a 19,50 pesos el litro. Con respecto al diésel cuesta entre 20,80 y 20,90 pesos por litro.

Estos niveles de precios se obtuvieron durante la realización del monitoreo en las regiones de Michoacán, Jalisco, Aguascalientes, Querétaro, Hidalgo y el Estado de México.

De acuerdo a los últimos reportes emitidos las autoridades gubernamentales de México, en estas entidades se registran dificultades en la distribución de combustibles.

Apoyo fiscal para evitar aumento de los precios de la gasolina

Profeco también informó que continuará realizando operativos en diferentes estaciones de servicio, con el objetivo de vigilar el respeto a los derechos de los consumidores. Por otra parte, la ayuda fiscal que realiza el ejecutivo en los estados de la frontera norte promovió el descenso de los precios en Nuevo León, Tamaulipas, Baja California, Chihuahua, Sonora y Coahuila.

En estas regiones, el precio de la gasolina Premium disminuyó 50 centavos, la Magna bajó 40 centavos y el diésel se redujo en 10 centavos.

El apoyo fiscal del Gobierno de México, en materia de precios de combustibles en los estados de la frontera norte, tiene como objetivo ayudar a la población y evitar el aumento desmedido de los precios de la gasolina y el diésel, con el objetivo de prevenir los problemas derivados de la falta de transporte.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más