La compañía Petróleos Mexicanos, Pemex, tiene prevista la apertura de 20 nuevos campos petroleros en el transcurso del año 2019, con el objetivo de reactivar la producción de crudo en esta empresa estatal, luego de haber reportado indicadores de descenso en su rentabilidad económica, durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto.

Con la apertura de estos nuevos 20 campos petroleros habrá mejoras significativas en los niveles de producción de hidrocarburos, al mismo tiempo que se espera un aumento de las ofertas de empleo en este sector industrial.

El Gobierno Federal de México desarrolla una estrategia para impulsar la reactivación de Pemex y los nuevos campos petroleros mejorarán varios aspectos de la principal compañía petrolera del país. Autoridades de Pemex explicaron a los inversionistas que el nuevo plan de expansión de Pemex incluye modernas estrategias de exploración y producción, las cuales se ejecutarán por medio de la construcción de 16 nuevos campos petroleros marinos, los cuales estarán situados en aguas someras y otros cuatro en tierra firme.

Inversiones de 107 mil millones de pesos

Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex, explicó que esta empresa petrolera tiene amplia experiencia y una sólida infraestructura, que le permitirá extraer una cantidad superior de barriles de crudo, aspecto que también fue resaltado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien anunció una inyección de capital en esta empresa, de unos 107 mil millones de pesos mexicanos.

Recuperar la producción de Pemex

Con la construcción de estos nuevos 20 campos petroleros en Pemex se tiene previsto estabilizar la producción anual de crudo, luego de las reducciones registradas durante los últimos años; de acuerdo a los últimos reportes de rentabilidad anuales. Solo en diciembre del año 2018, Pemex produjo 1,72 millones de barriles diarios, lo que representa una caída en la producción.

Especialistas consideran que con esta iniciativa, los resultados de Pemex mejorarán y para el año 2020 los niveles de producción comenzarán a recuperarse, porque se comenzarán a ver los resultados de esta inversión financiera. Se estima que, al menos, 16 nuevos campos petroleros estarán situados en aguas someras en el Golfo de México.

La administración gubernamental de López Obrador tiene como meta aumentar la producción petrolera de Pemex en 2,4 millones de barriles diarios para el año 2024, lo que le permitiría una recuperación significativa y similar a los niveles de productividad de hidrocarburos del año 2015.

Los resultados serán halagadores, no solo para la industria petrolera mexicana, sino también para la economía del país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más