La administración gubernamental del presidente Donald Trump anunció que no se aplicarán los aranceles unilaterales, los cuales representaban una amenaza económica para México y surgieron debido al elevado aumento del flujo migratorio registrado durante los últimos meses; simultáneamente el Gobierno mexicano pactará medidas enérgicas para detener la inmigración ilegal hacia Norteamérica.

Se realizaron tres jornadas de negociaciones entre los Gobiernos de Estados Unidos y México, con la finalidad de terminar con una crisis, que duró una semana; luego de las advertencias realizadas en redes sociales por Trump, cuando anunció que impondría nuevos impuestos a mercancías mexicanas que se exportan hacia EEUU.

La reacción del mandatario estadounidense obedece al crecimiento de la conformación de caravanas de migrantes centroamericanos, que transitaban a través de territorio mexicano para arribar a los puestos de control en la frontera sur para solicitar asilo y recibían apoyo del Gobierno de AMLO.

Militarización de la frontera entre Guatemala y México

Entre las medidas anunciadas por el Gobierno de López Obrador para controlar más estrictamente la migración de indocumentados se incluyen la militarización inmediata de la frontera común entre Guatemala y México.

Estas acciones se iniciaron con el despliegue, a partir del próximo lunes, de 6 mil funcionarios de la Guardia Nacional, en once municipios fronterizos. Igualmente se ampliarán los procedimientos de recepción de solicitantes de asilo hacia EEUU, mientras esperan sus correspondientes procesos.

“Aquellos que logren cruzar la frontera sur de EEUU para solicitar asilo serán retornados a México sin demora”.

Estadísticas oficiales reportan que hasta el pasado 5 de junio, al menos, 10 mil 393 centroamericanos están esperando en tres áreas fronterizas mexicanas. Aún no se informó sobre la cantidad de peticiones de asilo que podría asumir México.

Acuerdo con EEUU

Marcelo Ebrard, canciller de México, informó que se han superado las recientes dificultades en la relación bilateral, como resultado de las negociaciones que debió realizar durante esta semana en Washington.

El canciller agregó que “estamos satisfechos con el acuerdo y nos gustaría que algunas cosas funcionen”.

Los resultados de las negociaciones realizadas entre ambos países evitó impuestos por el orden del 5%, que serían aplicados a todos los productos que exporta México hacia EEUU. Por medio de las redes sociales, Trump informó que estos nuevos aranceles fueron suspendidos. “México acordó tomar medidas para detener la oleada de migrantes, a través de su territorio”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más