El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que se aplicarán aranceles adicionales del 10%, sobre las importaciones de mercancías chinas, valoradas en 300 mil millones de dólares, específicamente a partir del mes de septiembre y mientras continúan las negociaciones, las cuales tienen como objetivo mejorar las tensiones comerciales entre EEUU y China.

El primer mandatario estadounidense declaró en Twitter, que “continúan las negociaciones comerciales y durante estas conversaciones, Estados Unidos empezará el próximo 1 de septiembre a imponer un pequeño arancel adicional del 10%, en unos 300 mil millones de dólares de productos y bienes provenientes de China hacia nuestro país”.

Trump agregó que “esta cantidad no incluye los 250 mil millones de dólares, a los cuales ya se les aplica aranceles del 25%”.

Este reciente anuncio de un aumento arancelario representa un nuevo desafío para la economía China, por cuanto ha debido enfrentar los efectos que causa en su aparato productivo la aplicación de nuevos impuestos, especialmente dirigidos al gran volumen de productos y mercancías chinas que se comercializan en Estados Unidos.

En otros mensajes por medio de Twitter, el presidente Trump atacó nuevamente a China por no cumplir con las promesas de adquirir más productos estadounidenses agrícolas. El mandatario también criticó, de manera personal, al presidente chino Xi Jinping, específicamente por no hacer más para frenar las ventas de opoide sintético fentanilo.

Efectos en la economía, tras el reciente anuncio de Trump

Luego de este anuncio realizado por Trump, la bolsa Wall Street descendió y también decayeron los precios del petróleo, como parte de los efectos en la economía que suponen los aumentos arancelarios.

El miércoles de esta semana, un grupo de negociadores comerciales de ambos países finalizaron conversaciones de dos días en la ciudad de Shanghái, aunque con pocas señales de progreso, sin embargo, describieron estos debates como productivos; mientras se programó otra ronda de encuentros para el próximo mes de septiembre.

Las negociaciones comerciales entre EEUU y China se desarrollan desde el 2018

Los Gobiernos de China y Estados Unidos están enfrentando una guerra comercial, la cual ha estado marcada por un aumento común de los impuestos, desde el año 2018.

Las fuertes tensiones comerciales entre ambas naciones actualmente perturban la cadena de los suministros a nivel internacional; además de golpear insistentemente los mercados financieros. Mientras tanto, varias naciones continúan a la expectativa, en relación a la llegada de un acuerdo económico positivo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más