Las ventas al menudeo retrocedieron en el mes de junio 0,5% en México, con relación al mes inmediato anterior, de acuerdo a los resultados de la Encuesta Mensual sobre Empresas Comerciales, presentados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Inegi.

Las ventas al menudeo abarcan a los distribuidores minoristas o detallistas y es la empresa comercial o de régimen autónomo, que vende mercancías al consumidor final. Representan el último estabón, perteneciente al canal de distribución, que mantiene contacto directo con el mercado.

Los ingresos reales por el suministro de bienes y servicios de las empresas comerciales, al por menor, registraron una caída de 0,5% en el mes de junio, cálculo que fue realizado por cifras ajustadas por estacionalidad.

Empleos en el sector de ventas al menudeo con leve aumento

Por otra parte, el personal ocupado en el área de ventas al menudeo aumentó 0.1%, durante el mes de junio, en comparación con el mes anterior; indicador que revela una estabilidad en los niveles de empleo que genera este sector de la economía.

Pero, al realizar comparaciones anuales, los ingresos reales generados el suministro de bienes y servicios, reportaron un alza de 1,7%; mientras el total del personal que emplea el sector de ventas al menudeo se redujo en 0,2% en junio, en comparación con el mismo período del año 2018.

Resultados del sector de ventas al mayor

El Inegi reportó que los ingresos reales obtenidos por el suministro de bienes y servicios provenientes de las empresas comerciales al por mayor evidenciaron un aumento de 0,2% en junio, mientras el personal ocupado se situó en 0,5%, con respecto al mes anterior.

Los especialistas en economía consideran que estos resultados evidencian debilidades en la economía mexicana, especialmente durante los meses de abril y junio, período en el cual se observa un desaceleramiento. Mientras tanto, el Producto Interno Bruto, PIB, registró un aumento del 0,1%, específicamente en el segundo trimestre de este año.

Al respecto, el grupo financiero “Ve por Más”, opinó que a pesar de la existencia de una desaceleración general y la elevada incertidumbre en la economía nacional, se mantendrá un crecimiento sostenido, aunque modesto, básicamente apoyado por el aumento de la estabilidad crediticia y de las remesas.

Mientras, la debilidad en el sector laboral persiste, como uno de los principales riesgos.

Los mexicanos aún se mantienen a la expectativa, en torno a la fluidez de los programas de Gobierno del presidente AMLO, especialmente por la necesidad en la población de una mayor estabilidad laboral y mejoras salariales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más