La desigualdad aumentó en Estados Unidos durante 2018 y paralelamente ascendieron los ingresos medios de las familias en toda la nación a unos 62 mil dólares anuales, lo que representa la cifra más elevada medida por el Estudio de las Comunidades Estadounidenses. El alza del 0,8% en los ingresos, entre los años 2017 y 2018, fue menor que los ingresos obtenidos en los tres años anteriores.

Los resultados del Censo revelan que la desigualdad en los ingresos, que avanzó entre los años 2017 y 2018, está impulsada por grandes aumentos registrados en varios estados situados en el corazón de Estados Unidos.

Igualmente, el estudio señala que la tasa de desigualdad continuó siendo más alta, en algunas regiones adineradas de la costa.

Durante las últimas cinco décadas, el índice Gini aumentó de 0,482 en 2017 a 0,485 durante 2018; de acuerdo a las estadísticas presentadas por el Estudio de Comunidades Estadounidenses del Censo. El coeficiente Gini es una medida, que sirve para determinar la desigualdad de los ingresos dentro de un país.

En el marco de la creciente desigualdad que se registra en Estados Unidos, los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders, defiende la aplicación del impuesto a la riqueza sobre los ciudadanos más adinerados de la nación, como un mecanismo para disminuir la brecha salarial. Warren y Sanders son aspirantes a la candidatura demócrata a la presidencia.

Rebaja fiscal favoreció a los más adinerados en 2017

Héctor Sandoval, economista de la Universidad de Florida, explicó que el aumento de los ingresos en los hogares que se registró en 2018 se ha distribuido de manera dispar, probablemente porque los ricos fueron beneficiados por una rebaja fiscal, la cual fue aprobada por el Congreso en 2017.

Sandoval agregó que “la tasa de desempleo era baja en 2018 y el mercado laboral se estaba ajustando, situación que produjo salarios más altos”. “Esto explica el aumento de los ingresos medianos de los hogares”.

“No obstante, el indicador Gini revela que la distribución se hizo de forma desigual”. “Esto significa que los receptores de los ingresos más elevados, recibieron aumentos aún mayores en sus ingresos”.

Altas diferencias en los ingresos familiares continuaron promoviendo la desigualdad social

Por su parte, Sean Snaith, economista de la Universidad de Florida Central, señaló que un gran factor en el aumento de la desigualdad está relacionado con los grandes grupos poblacionales extremos, en relación a su economía.

Los más elevados son las personas pertenecientes a la generación de la post-guerra cerca de la edad de la jubilación, muchos de los cuales podrían haberse jubilado. Mientras en el otro extremo se encuentra la generación Z y los millennials, que están comenzando sus carreras profesionales.

Durante 2018 las regiones con mayor desigualdad de ingresos eran las áreas costeras con mucha riqueza, entre ellas: el Distrito de Columbia, Connecticut y Nueva York; al igual que otros lugares con grandes bolsas de pobreza, como Luisiana y Puerto Rico.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más