Estados Unidos anunció que espera un avance significativo en las negociaciones comerciales con China, debido a que se han realizado varias reuniones de trabajo, que no han arrojado resultados concretos, que permitan en establecimiento de un acuerdo comercial satisfactorio para ambas naciones. “El presidente Trump solamente aceptaría un buen acuerdo comercial con China para mejorar las relaciones bilaterales, y para ello está dispuesto a elevar los aranceles sobre los productos y mercancías asiáticas que se comercializan en EUA, si ello fuere necesario”; así lo afirmó el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin.

Adicionalmente, el secretario dijo “que es necesario avances sustanciales en las negociaciones comerciales entre ambas naciones”.

Mnuchin dijo que el mandatario norteamericano puede alcanzar un buen acuerdo, en cualquier momento; sin embargo, éste deberá ser “un buen acuerdo”. El secretario recordó que Pekín se comprometió, desde un principio, a establecer un equilibrio entre los dos países. “No deseamos realizar un viaje y reuniones que resulten solamente en debates y discusiones; lo que queremos es lograr avances sustanciales”, señaló.

Trump decidió no aumentar, por ahora, los aranceles a mercancías chinas

En el transcurso de esta semana se presentaron algunos síntomas positivos con respecto a la evolución de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Trump aceptó detener una ronda de nuevos aumentos arancelarios, hasta el próximo 15 de octubre. Y China acordó evitar aranceles a algunos productos estadounidenses.

Mnuchin agregó que durante la última reunión celebrada en Shanghai, a finales de julio, “es claro que no se obtuvo el progreso que esperábamos”. Sin embargo, “soy cautelosamente optimista y considero que los negociadores chinos tienen muy buenas intenciones al querer venir a EEUU, con un nuevo acuerdo”.

El secretario agregó que “el presidente Trump está preparado para mantener las tarifas arancelarias en su lugar, no obstante, también está preparado para elevar los impuestos, en caso de ser necesario”.

La guerra comercial entre China y EEUU cumplirá dos años

La guerra comercial entre EEUU y China es un conflicto económico, que comenzó en marzo de 2018, luego que Trump informó que elevaría los aranceles a las mercancías asiáticas en 50 mil millones de dólares, bajo el artículo 301, de la Ley de Comercio del año 1974. El mandatario argumentó que China tiene un historial de prácticas desleales de comercio, junto a robo de propiedad intelectual.

Como respuesta a estas medidas anunciadas por el Gobierno de Trump, China impuso aranceles a más de 128 productos elaborados en EEUU, muy particularmente a la soya, que representa una de las principales exportaciones de la nación norteamericana hacia la nación asiática.

En marzo de 2018 Trump ordenó al Representante Comercial de Estados Unidos, a aplicar aranceles por el orden de 50 mil millones de dólares a diferentes mercancías chinas.

En ese momento, Trump declaró que este aumento tributario es una respuesta, de parte de su Gobierno a las prácticas comerciales desleales de China, a los largo de los años. Y especificó que son también el resultado de los miles de casos que se han presentado, relacionados al robo de propiedad intelectual.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más