El Fondo Monetario Internacional, FMI, recomendó al Gobierno de México la aplicación del Impuesto al Valor Agregado, IVA, a los alimentos, con el propósito de elevar los ingresos fiscales no petroleros, debido a que “las nuevas prioridades políticas propuestas por la administración de Andrés Manuel López Obrador elevaron la presión en las finanzas públicas”, sostuvo el organismo internacional.

El FMI recomendó a la administración de AMLO la aplicación del IVA a los alimentos, sector que se mantiene exento de este tributo.

Igualmente, el FMI consideró necesario “eliminar la política existente sobre los precios de las gasolinas mexicanas, porque usar mecanismos fiscales para que no se eleven más que la inflación, beneficia a los ricos desproporcionalmente”.

El FMI publicó los resultados de la primera evaluación económica del Gobierno de AMLO. En el análisis destaca “la fuerte prudencia fiscal en el país azteca”, mientras “el Banco de México, a cargo de la política monetaria, llevó la inflación a un 3%”.

Sin embargo, “el crecimiento de la economía se redujo dramáticamente, mientras aumentan las presiones fiscales”. “El pronóstico de crecimiento se redujo de 0,9 a 0,4% para el año 2019”.

Programas sociales de AMLO presionan el gasto público de la nación, no son positivos para la economía

Por otra parte, el FMI dijo que “los programas gubernamentales aplicados por AMLO revelan un aumento de la presión sobre el gasto”.

“El Gobierno reiteró que planteará algunos cambios fiscales, hasta la segunda mitad de su administración”. El organismo destacó la importancia de “adoptar medidas adicionales para lograr los objetivos fiscales sobre la reducción del déficit y la deuda, además de ayudar al financiamiento del gasto”.

En relación a las previsiones presupuestarias del Gobierno, el FMI consideró que “están basadas en supuestos optimistas para el aumento del Producto Interno Bruto, PIB, junto a la producción petrolera y los ingresos fiscales”.

El organismo económico internacional señaló que “la principal prioridad de las autoridades mexicanas deber ser el incremento de los ingresos fiscales no petroleros y hacer más progresivo el sistema tributario, el cual debe gravar a los estratos de ingresos altos con más proporción”. El FMI recomendó a las autoridades “realizar un proceso de revisión exhaustiva en el sistema tributario, para presentar planes de racionalización de los gastos y una ampliación de la base de impuestos”.

Propuestas impositivas del FMI para México

En la evaluación anual sobre el desempeño de la economía mexicana, el FMI recomendó aplicar un IVA de 16% a los alimentos, que incluya beneficios adicionales para los sectores poblacionales pobres; como una tasa baja inicialmente para “suavizar la transición” hasta alcanzar el 16%.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más