El Gobierno de México otorgó contratos por, al menos, 677 millones 511 mil pesos mexicanos para labores de diseño, asesoría ferroviaria, promoción y construcción del Tren Maya, previo a la realización de las consultas con los aborígenes que habitan en la región, por donde circulará este nuevo sistema de transporte terrestre.

La filial mexicana perteneciente al Grupo Typsa se encuentra entre las empresas que fueron contratadas en el área de asesoría, pese a que esta constructora fue acusada por supuestos sobornos, a cambio de obras públicas, en Colombia.

Compranet informó que el Gobierno Federal había adelantado recursos para la construcción del Tren Maya, pero no solamente lo realizó la actual administración gubernamental.

Durante el 2018, el Gobierno priísta del estado de Campeche había iniciado cinco licitaciones sobre estudios de previabilidad del nuevo Tren, estimados en 15 millones de pesos mexicanos.

El nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y el Corredor interoceánico del Istmo de Tehuantepec fueron dos obras a las cuales también se les realizaron consultas ciudadanas, sin embargo, en el caso del Tren Maya se otorgaron primero, al menos, 40 contratos en el transcurso de un año, antes de la consulta popular en regiones que podrían verse afectadas por la construcción de este megaproyecto.

Key Capital se llevó el contrato más costoso del Tren Maya

Entre las principales transacciones realizadas, se encuentra la que obtuvo el consorcio liderado por Key Capital.

Esta empresa obtuvo un contrato por 298 millones 987 mil pesos mexicanos; el más elevado que se ha otorgado hasta ahora bajo licitación, y servirá para la ingeniería básica del Tren Maya.

Otras licitaciones del Tren Maya

Los otros contratos, menos costosos que el otorgado a Key Capital fueron aprobados bajo la modalidad de adjudicación directa.

En este grupo se encuentra la firma B y A Barrientos y Asociados, compañía que recibió más de 62 millones de pesos mexicanos por la realización de trabajos de tipo técnico-jurídicos para la identificación y la liberación de zonas de afectación, para la construcción de los derechos de la vía del nuevo Tren.

Otras empresas involucradas con estas licitaciones son Mextypsa, filial de la compañía española Typsa, a la cual se le otorgaron 59 millones 552 mil pesos mexicanos por la asesoría sobre la estructura general de este proyecto. Mientras, el despacho Woodhouse Lorente Ludlow recibió 44 millones de pesos mexicanos por trabajos de asesoría legal.

Por su parte, a PwC le correspondió 32 millones de pesos mexicanos por labores de asesoría económico-financiera y unos 23 millones 870 mil pesos mexicanos fueron otorgados a la compañía Steer Davies & Gleave México, por la ejecución del programa maestro, estimación de demanda y preselección del trazo del Tren Maya.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!