La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, informó que el mercado automovilístico reportó un descenso generalizado durante 2019, debido a factores externos e internos, tales como el estancamiento económico, la caída del empleo formal y la incertidumbre mundial; según explicó Eduardo Solís Sánchez, presidente ejecutivo de esta institución.

Solís Sánchez solicitó al Gobierno de AMLO una respuesta ante esta situación, porque “ya es hora que las autoridades gubernamentales den una mirada hacia una de las industrias que ofrece más aportes y los mejores empleos”.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Inegi, informó que la producción, las exportaciones y el consumo interno del mercado automotriz registraron un retroceso, en comparación con las cifras del año 2018.

El directivo informó que “la disminución en las exportaciones y la producción de autos se debe a la incertidumbre de los mercados internacionales, que afectaron el sector comercial”.

“Estos resultados reflejan lo que ocurre a nivel internacional”. “México dispone de una capacidad productiva en su planta automotriz cercana a los 4 millones 500 mil vehículos y posiblemente aumentará a 5 millones de unidades. Pero no se trata de la capacidad de la planta, sino de la cantidad que absorbe el mercado con esta producción, a nivel mundial actualmente se observan caídas muy importantes”.

Adicionalmente, en el mercado interno existe un factor muy real, relacionado con la ocupación. Tomando como base un análisis realizado por el Banco de México, Solís Sánchez, dijo que “en la medida que crece la tasa de desempleo, la adquisición de automóviles también retrocede, debido a la incertidumbre”.

Caída en los financiamientos automovilísticos

Desafortunadamente se ha registrado una reducción de los financiamientos crediticios para la compra de autos, del 10% aproximadamente, como resultado de la baja en la demanda. Por este motivo, solicitó a las autoridades promover los préstamos con programas de garantía.

“Ahora es el momento, en el cual la industria automotriz requiere una mirada del Gobierno para apoyar su crecimiento”.

Reducción del mercado automotriz se mantendrá en 2020

Por su parte, Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, informó que “no se calcula un crecimiento optimista para la industria automotriz en 2020, porque la crisis seguirá y se espera que esta situación sea permanente”.

Durante el 2019 se comercializaron 1 millón 307 mil autos, sin embargo, para el 2020 podría descender a 1 millón 72 mil. Para que este deterioro del mercado no siga, solicitó “un pronunciamiento más claro, contundente y preciso, que garantice que en el Gobierno de AMLO no existirán automóviles de contrabando”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!