El presidente Donald Trump dijo a los legisladores que quiere un recorte de impuestos sobre la nómina que dure, al menos, durante las elecciones para que el gasto del consumidor se vea reducido ante la emergencia sanitaria mundial, que amenaza con paralizar el crecimiento económico de EEUU.

El presidente dijo a los republicanos, en un almuerzo a puerta cerrada este martes, que quiere que la tasa del impuesto sobre la nómina baje a cero hasta fin de año; según un funcionario de la Casa Blanca y del Senado.

Otro funcionario de la Casa Blanca agregó que se discutieron diferentes plazos. Trump actualmente respalda expandir recortes tributarios más allá de 2020.

El funcionario argumentó que cualquier otra disminución más corta sería mala políticamente y tendría menos sentido económico, tomando en cuenta que los efectos devastadores de la emergencia sanitaria en EEUU podrían extenderse hasta el verano.

Una caída en la economía por ‘la emergencia sanitaria’ no le conviene a Trump, ante la reelección 2020

Trump ha ayudado a crecer la economía, los números récord en el mercado de valores y el bajo desempleo serían “una piedra angular” de su discurso de reelección, a veces diciendo a las multitudes que no tienen otra opción que votar por él o de lo contrario sus ahorros para la jubilación estarán en riesgo. Según el cronograma del presidente, se aseguraría de que el impuesto se reduzca a cero, durante toda su campaña de reelección.

Trump también repitió a los senadores sus comentarios del lunes, expresando su deseo de asistencia federal para proporcionar licencia por enfermedad pagada, préstamos para pequeñas empresas y desgravación fiscal para industrias específicas; según los asistentes y senadores de la Casa Blanca que asistieron al almuerzo.

También se discutió la ayuda para la industria petrolera, dijeron los senadores.

La Casa Blanca está considerando la asistencia federal para la industria del petróleo de esquisto bituminoso, que se vio afectada por el colapso del precio del petróleo esta semana; dijo un funcionario de la Casa Blanca.

Pero el funcionario advirtió que la situación sigue siendo fluida y que cualquier ayuda, no estaría al nivel de un rescate de la industria.

Empleadores y trabajadores podrían ser beneficiados con esta eliminación tributaria

Los impuestos de nómina, que son distintos de los tributos sobre la renta, son pagados tanto por los empleadores como por los empleados, y los trabajadores pagan el 6.2 por ciento de sus salarios hasta 137.000 dólares para financiar el Seguro Social y los empleadores igualan esa cantidad. El recorte se aplicaría solo a aquellos que reciben cheques de pago, por lo que proporcionaría “poco alivio” a las personas despedidas, como resultado de una recesión económica.

"Están hablando de industrias específicas, que serían las más perjudicadas y para tratar de obtener, en primer lugar, esta deducción del impuesto sobre la nómina", dijo el senador David Perdue, republicano de Georgia, quien, como el presidente, está en la reelección este año.

"Así que creo que eso está en la parte superior de la lista de prioridades, ya que tiene un impacto inmediato. Mi punto de vista es lo que sea que se haga, tiene que avanzar hasta el final del año", agregó.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!