MANILA, Filipinas - El número de empleados que buscan horas de #Trabajo adicionales alcanzó su tasa más baja en una década.

Con base en la última Encuesta de Población Activa (EPA) de la Autoridad de Estadísticas de Filipinas (PSA), la tasa de subempleo se situó en 15.9% en octubre. Esto es 2.1% más bajo que la tasa del 18% durante el mismo mes del año pasado. La Autoridad Nacional de #Economía y Desarrollo (NEDA) también señaló que es la tasa de subempleo más baja desde 2007.

Las cifras en las áreas fuera de Metro Manila también mejoraron

Las cifras mejoraron en un 2.6%, con solo el 17% de la población total empleada considerada subempleada en comparación con el 19.6% en 2016.

El subempleo se refiere a los trabajadores que desean pasar más horas en el trabajo para ganar más.

El número de trabajadores asalariados y aquellos con salario estable también aumentó en 624,000, mientras que la tasa de trabajadores vulnerables como los que trabajan por cuenta propia y los familiares no remunerados cayó a 33.9% en octubre comparado con 36.3% en el mismo mes del año pasado.

"La menor tasa de subempleo y la mayor proporción de trabajadores asalariados indican una mejora en la calidad del ##Empleo en el país", dijo el secretario de Planificación Socioeconómica, Ernesto Pernia, en un comunicado.

Control de la agricultura

Sin embargo, a pesar de la mejora, Pernia dijo que Filipinas debería monitorear el sector agrícola, que eliminó 1,4 millones de trabajadores en esta ronda de la EPA.

"[El] sector agrícola es muy vulnerable a los riesgos, incluidos los riesgos naturales y provocados por el hombre. El gobierno debería fortalecer los sistemas de alerta temprana y los programas de protección social", explicó. La agricultura representa el 25% del empleo del país.

Mientras tanto, los sectores de servicios e industria, que representan un 75.1% combinado de la fuerza de trabajo total, vieron tasas de empleo más altas de 5.2% y 4%, respectivamente. Pero, en general, la tasa de empleo del país disminuyó ligeramente del 95,3% al 95%, hasta los 41,6 millones.

NEDA también presionó para un aumento en la participación de la fuerza de trabajo entre las mujeres a través de la implementación de políticas como las siguientes:

Ley de Salud Reproductiva

Mejor acceso a los servicios de cuidado de la salud infantil

Medidas que promueven el equilibrio trabajo-vida

Servicios de reciclaje para mujeres que regresan a la fuerza de trabajo

Mejorar los beneficios maternos y paternos

Un acceso más fácil para que las mujeres participen en actividades empresariales