La compañía Load Trail, situada en la localidad de Irving, al norte de Dallas, en Texas, fue sorprendida por funcionarios de la Policía de Inmigración este martes, específicamente durante una redada realizada de manera sorpresiva, con el propósito de verificar la documentación de los empleados y trabajadores que laboran en esta empresa fabricante. El resultado de esta operación policial culminó con la detención de, al menos, 100 empleados indocumentados, lo cual viola las leyes de ciudadanía de Estados Unidos y las normas legales para la contratación de personal obrero y técnico.

Aproximadamente unos 300 agentes y funcionarios de Homeland Security Investigations, HSI, realizaron esta operación de rastreo de indocumentados, en una actividad coordinada, en la cual también participaron otros organismos de seguridad de Estados Unidos, encargados de controlar el ingreso y la permanencia de inmigrantes indocumentados al país del norte. Los resultados de esta operación se obtuvieron, luego de la realización durante varios meses de investigaciones policiales y criminales, las cuales revelaron que los mecanismos para la contratación de empleados, por parte de la compañía Local Trail eran ilegales.

La ejecución de esta labor de investigación y la detención de 100 trabajadores en la empresa Local Trail, ubicada en Irving, Dallas se ha convertido en otra de las redadas más grandes realizadas, por primera vez, en territorio estadounidense. La empresa Local Trail contrataba empleados ofreciéndoles bajos sueldos y pocos beneficios laborales, además de no exigirles la tarjeta del Seguro Social, ni permisos para trabajar de manera legar en USA. Con estas acciones, Local Trail se ahorraba una elevada cantidad de dólares mensuales en la contratación de personal extranjero indocumentado.

Más de 100 detenidos

De acuerdo informaciones emitidas por algunos de los empleados de la empresa Local Trail, los agentes de Homeland Security Investigations, entraron de manera sorpresiva y armados a las instalaciones de la compañía y obligaron a todos los empleados a acostarse en el piso, para ser revisados. Un joven trabajador, que se desempeñaba durante el turno nocturno, afirmó a los medios de comunicación, que varios supervisores de Local Trail fueron detenidos.

Los agentes policiales de HSI, realizaron labores de revisión de las instalaciones de la empresa y separaron a todos los trabajadores.

A los empleados que tenían su documentación legal, les colocaron una cinta color verde en la muñeca y les permitieron irse. Mientras, a todos aquellos obreros que no tenían documentos legales, ni permisos de Trabajo, fueron esposados y trasladados en autobuses.

Trabajadores indocumentados serán deportados

En relación a esta redada, la agente Katrina Berger, quien estuvo a cargo de esta operación policial realizada por el HSI, dijo que “todas aquellas empresas que realizan la contratación de trabajadores inmigrantes indocumentados, crean ventajas injustas sobre sus compañías competidoras”.

Berger agregó que todos los detenidos serán revisados y se decidirá quienes podrán permanecer en custodia y quienes podrán recibir el beneficio de una liberación de tipo humanitario. Todos los detenidos durante esta operación policial serán deportados a sus países de origen.

Local Trail deberá enfrentar un juicio criminal por este caso y no es la primera vez que enfrenta este tipo de acusaciones, ya en ocasiones anteriores debió cancelar 500 mil dólares por emplear a 175 trabajadores inmigrantes indocumentados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más