El Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, tiene como propósito mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras del hogar, sector que históricamente estaba excluido de beneficios como el seguro de pensiones, el cual quedaba en manos de los patronos sin control jurídico gubernamental y dejaba desamparadas a quienes trabajaban en esta área; además de realizar gestiones para garantizarles sus derechos de trabajo.

Norma López Castañeda, directora de Incorporación y Recaudación del IMSS, dijo que esta institución se comprometió con la inclusión de la seguridad social y la salud de las trabajadoras del hogar y tiene entre sus objetivos mejorar la justicia social para quienes realizan esta labor.

El programa piloto del IMSS para las trabajadoras del hogar

Durante el evento “Diálogos por el trabajo del hogar” realizado en Monterrey, López Castañeda señaló que las premisas básicas del titular de Germán Martínez Cázares, director general del IMSS, consisten en “romper paradigmas y también en la transformación de la administración pública”.

Los resultados del programa piloto que desarrolla el IMSS para mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras del hogar arrojan, hasta ahora, 2 mil 500 registros, con un salario promedio de 4 mil 900 pesos mexicanos a nivel nacional.

El 88 % de los registros corresponde a mujeres y el 12 % restante pertenece a hombres, mientras el mayor rango de edad ronda entre 50 y 60 años.

López Castañeda agregó que el IMSS cuenta actualmente con finanzas más sanas, además de proyectos importantes de inversión en infraestructura, la cual permitirá atender la nueva demanda de servicio. Informó que desde el 1 de abril, las trabajadoras del hogar se pueden incorporar al IMSS para recibir sus beneficios laborales, al igual que otro trabajador de las áreas de comercio e industria.

Las mejoras laborales deberán ser continuas para garantizar derechos del trabajo

Por otra parte, también es necesario que las trabajadoras del hogar conozcan sus derechos y de acuerdo a la opinión de López Castañeda, el compromiso de parte del IMSS es obtener un mecanismo simple que incentive su aseguramiento, contemple las particularidades del sector y también otorgue la protección de la seguridad social a todas estas empleadas.

La funcionaria aclaró que el objetivo es impulsar un cambio sustentable, que sea fácil y atractivo, para que este grupo de trabajadoras goce de los beneficios de la seguridad social.

Los cambios que se están desarrollando forman parte de los proyectos de bienestar que desarrolla el Gobierno de México.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más