El desempleo en México se situó en 0,2% durante el segundo trimestre del año, lo que representa que durante los meses de abril, mayo y junio la tasa de desocupación laboral alcanzó 3,5%; lo que equivale a 2 millones de trabajadores, de acuerdo a las cifras suministradas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Inegi.

Este organismo gubernamental presentó los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y de Empleo, de las cuales se desprende que la tasa de desocupación laboral durante el segundo trimestre es superior en un 3,3%, al mismo período del año 2018.

En varias entidades se registraron aumentos en los niveles de desempleo de la población, entre ellas Tabasco, con 7.3%; Ciudad de México, con 5.2%; Querétaro y el Estado de México con 4.6% cada una; Coahuila, con 4.9%; Durango, con 4.2%; Baja California, con 2.5%; Veracruz, con 2.6% y Quintana Roo e Hidalgo, cada una con 2.7%.

Sin empleo 2 millones de trabajadores mexicanos

El aumento del desempleo del 0,2%, revela que, al menos, 2 millones de trabajadores no laboraron, ni durante una hora semanal.

Por otra parte, esta cifra refleja que el 3,5% de las personas que tienen condiciones para trabajar, entre ellas la edad, se encuentra en estos momentos desempleada.

Sin embargo, al realizar comparaciones anuales, el desempleo durante el primer semestre de 2019 no ha crecido, en comparación con el mismo período del año 2018. Mientras, la población que actualmente se encuentra sub-ocupada, específicamente la que tiene necesidades y disponibilidad de trabajar durante más tiempo aumentó en un 7.6%.

El Inegi reportó que la población ocupada en México se ubicó en 54 millones 936 mil trabajadores. Con respecto a los trabajadores informales, el indicador descendió a 0.3% anual; mientras que durante el segundo trimestre del año se mantuvo en 56.6% del total de la población económicamente activa en el país.

Los ajustes salariales en México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha señalado en reiteradas oportunidades la urgente necesidad que tiene el país de mejorar las condiciones salariales de los trabajadores, en vista de las fuertes debilidades del salario en México y su impacto en el poder adquisitivo de las familias.

Los ajustes realizados por el Ejecutivo Federal situaron al salario mínimo en 102,68 pesos diarios, mientras el salario en las zonas fronterizas se ubicó en 176,72 pesos mexicanos.

AMLO ha puesto de ejecución varios programas de bienestar social, con la finalidad de ayudar especialmente a las familias que viven en las zonas campestres y que no tienen acceso al empleo formal. Mientras tanto, algunos mexicanos se mantienen escépticos con respecto a estos programas de ayuda, especialmente algunas comunidades indígenas, las cuales argumentan que los beneficios aún se siguen manteniendo en las grandes ciudades del país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más