El Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, afilió a 11 mil 947 trabajadores del hogar, luego de un año de la sentencia que exige al Gobierno de López Obrador otorgar seguridad social a todos los empleados domésticos, con la finalidad de reconocer los derechos laborales en este grupo poblacional a nivel nacional.

Zoé Robledo, director del IMSS, explicó que México cuenta con 2.4 millones de personas dedicadas a los trabajos del hogar, quienes devengan un ingreso promedio de 5 mil pesos mexicanos, mientras en todo el país el número de ciudadanos dedicados a esta labor se ubica en 2.4 millones de personas.

Robledo agregó que estas nuevas afiliaciones representan una primera parte de un programa piloto, a través del cual los beneficiarios recibirán los mismos derechos, que cualquier derechohabiente.

En el Palacio Nacional y ante la asistencia del presidente mexicano López Obrador, Robledo informó que el 76% de los derechohabientes son mujeres, mientras el resto corresponde a hombres. El funcionario agregó que el próximo 1 de octubre vencerá el plazo del programa piloto, adicionalmente, será necesaria la elaboración de una reglamentación jurídica para formalizar el programa.

Afiliar a los trabajadores del hogar en el IMSS significa reconocerles sus derechos laborales

Robledo aprovechó la oportunidad para alentar a todos los empleadores mexicanos de trabajadores del hogar a afiliar a estos ciudadanos al IMSS, porque “es su derecho”.

Entre los beneficios se incluyen el seguro social, contrato, aguinaldos, vacaciones y otras prestaciones.

La afiliación de este grupo de trabajadoras del hogar, que casi alcanza la cantidad de 12 mil personas, se logró realizar en un período de ocho meses. Robledo agregó que este aumento de las trabajadoras afiliadas al IMSS sigue siendo un porcentaje ínfimo, en relación al total de trabajadores domésticos que existen en todo el país.

Este grupo de empleados tiene edades promedio entre 40 y 49 años.

IMSS solo había afiliado a más de 3 mil empleados domésticos

Aunque Robledo expresó que estas afiliaciones no es motivo para “echar las campanas al vuelo”, recordó que en más de 20 años solo se afiliaron más de 3 mil trabajadoras del hogar al IMSS, pero ahora en un lapso de 8 meses este indicador avanzó a casi 12 mil ciudadanos.

Robledo se mantuvo firme, con respecto a la convocatoria realizada a nivel nacional a los patronos, para que inscriban a todos sus trabajadoras y trabajadores domésticos al IMSS y aseguró que muchos de los patronos, que actualmente no acceden a afiliar a sus empleados del hogar no lo hacen porque no quieren.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!