La pandemia de coronavirus impactó este año económicamente a millones de familias en Estados Unidos, quienes se vieron en la necesidad de tramitar ayudas sociales en el Gobierno y asistir a los bancos de alimentos para mitigar los efectos devastadores que provocó el confinamiento y el cierre de muchas empresas. Sin embargo, a pesar de haber realizado las solicitudes de ayuda, tal como lo establece la ley, estos apoyos financieros no han llegado, ni siquiera para la temporada de Navidad.

Gianna Cummings canceló las citas con el médico para ahorrar dinero en gasolina, pidió dinero prestado a una tía y solicitó cupones de alimentos para ayudar a alimentar a sus cuatro hijos, de 4 semanas a 10 años de edad.

Una maestra sustituta del condado de Sumter, Georgia, Cummings, de 25 años, perdió su Trabajo al principio de la pandemia de coronavirus. Ha solicitado prestaciones por desempleo, pero aún no ha recibido dinero. Si los cheques de desempleo no llegan pronto, probablemente cancelará la Navidad. "Es triste que tanta gente necesite esta ayuda y es tan difícil conseguirla", dijo. “Ha sido muy difícil. Es duro".

Cummings se une a millones de trabajadores en EEUU que presentaron un reclamo por beneficios del seguro de desempleo y nunca recibieron un pago o incluso una respuesta desde el inicio de la pandemia de coronavirusl, ya que el virus obligó a las personas a quedarse en casa, cerró negocios y envió a millones de estadounidenses al desempleo.

Nueve meses después de la pandemia, la falta de cheques de desempleo ha obligado a las personas a mudarse de sus hogares, pedir prestado dinero a amigos y familiares y agotar sus ahorros.

La pandemia dejó a millones de trabajadores estadounidenses desempleados

La pandemia de coronavirus desató niveles récord de desempleo en Estados Unidos.

La tasa de desempleo en abril, 14,7%, fue la más alta desde que el Gobierno federal comenzó a recopilar los datos en 1948, según un informe de este mes del Servicio de Investigación del Congreso.

Los trabajadores de negros fueron los más afectados: los afroamericanos registraron un 16,7% de desempleo en abril, en comparación con el 14,2% de los trabajadores blancos y el 18,9% de los trabajadores hispanos ese mes, según el informe.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades también impusieron una moratoria sobre los desalojos, pero estaba previsto que expirara el 31 de diciembre, lo que posiblemente dejaría a millones de personas en las calles.

Desempleados están a la expectativa del plan de estímulo COVID-19 que discute el Congreso

Se esperaba que el Congreso aprobara esta semana un acuerdo de estímulo COVID-19 de aproximadamente 900 mil millones de dólares con otra ronda de controles de estímulo y otros beneficios muy necesarios, incluido un impulso a los beneficios del seguro de desempleo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!