Las remesas que envían los migrantes mexicanos que residen en Estados Unidos han descendido progresivamente, como resultado de la pérdida de empleos estables y las debilidades económicas provocadas por la pandemia de coronavirus. La caída en el envío de remesas alcanzó una cifra récord en el año 2020.

De acuerdo a estadísticas presentadas por el Banco de México, la caída más fuerte en el envío de remesas se registró en el estado de Illinois. Solamente durante el año 2020 se recibieron 283.9 millones de dólares, lo que representa una reducción del 15%, en comparación con las remesas que se recibieron en el año 2019.

Sin embargo, los mexicanos que residen en los estados de California, Minnesota y Texas, tuvieron mejor suerte, porque pudieron enviar remesas a sus familiares en México, las cuales se mantuvieron en niveles estables.

Sin embargo, para los que residen en otras 29 regiones estadounidenses, el envío de dólares descendió bruscamente el año pasado, como consecuencia de la paralización de las actividades laborales en muchos sectores de la economía estadounidense, el cierre de empresas y el confinamiento.

Muchos mexicanos que residen en Nueva York perdieron sus empleos

Tan solo en el estado de Nueva York, indicadores oficiales revelan que uno de cada dos migrantes quedó desempleado, a raíz de la pandemia de Covid-19.

La crisis económica que es vive actualmente en Estados Unidos ha afectado los ingresos económicos de los millones de mexicanos que viven y trabajan legalmente en Estados Unidos, situación que se revela en el descenso de la cantidad de dólares que enviaron mensualmente en el 2020 a sus familiares en México.

De acuerdo a cifras emitidas por autoridades de EEUU, durante la segunda quincena del pasado mes de agosto, el desempleo estatal se ubicó en 12.1%. A nivel nacional, la tasa de desocupación laboral se ubicó en 8.5%.

Desempleo en Chicago se ubicó en 16%, ciudad que alberga grandes comunidades mexicanas

De acuerdo a indicadores emitidos por la Oficina de Estadística Laboral de Chicago, el desempleo se ubicó en 16%, específicamente en los condados donde viven más ciudadanos mexicanos.

Por otra parte, los migrantes mexicanos que actualmente residen ilegalmente en Estados Unidos, no han podido acceder a un seguro de desempleo.

Según informaciones emitidas por el Instituto de Políticas Migratorias, Chicago alberga a la tercera comunidad más enorme de mexicanos en territorio estadounidense, la cual se sitúa en 398 mil 200 migrantes mexicanos.

En otros condados aledaños, viven cerca de 200 mil mexicanos.

La caída en el envío de remesas de parte de los migrantes mexicanos que residen en Estados Unidos ha dejado efectos negativos, porque hay muchas familias mexicanas que solo dependen exclusivamente del dinero que les envían sus familiares desde EEUU.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!