Tanto durante la primera y la segunda guerras mundiales, los países en conflicto sabían muy bien que sin hidrocarburos suficientes no habrían estado capaces de intervenir. De ahí que Estados Unidos y Alemania apuntaran su estrategia de manera de obtener el apoyo de México aportando su petróleo.

Durante la primera guerra mundial siendo presidente Venustiano Carranza, México recibió la oferta de Alemania en el sentido de que si nuestro país cooperaba con ella surtiéndole petróleo, una vez que alcanzara el triunfo, rescataría a favor de México los territorios de Nuevo México, Texas y Arizona que en épocas del presidente Antonio de Santa Anna nuestra nación perdió:

El telegrama Zimmermann fue un telegrama enviado por Arthur Zimmermann ministro de Asuntos Exteriores del Imperio Alemán, el 16 de enero de 1917 (durante la Primera Guerra Mundial), a su embajador en México, conde Heinrich von Eckardt. En el mismo se instruía al embajador para que acercara al Gobierno mexicano una propuesta para formar una alianza contra los Estados Unidos. Fue interceptado por los servicios británicos de espionaje, y su contenido aceleró la entrada de los Estados Unidos en la guerra... (Wikipedia).

Enterado Carranza de la proposición, al principio se notó dubitativo al punto de estar cerca de aceptar la oferta, situación que no sucedió gracias al asesoramiento de los principales miembros de su gabinete quienes terminaron recomendando un no.

Anuncios

Carranza tenía un espíritu germanófilo pero luego de meditar las cosas, llegó a la conclusión de rechazar dicha propuesta. Tomó conciencia de que las condiciones de México no estaban en posibilidades de retomar territorios ya integrados a la modernidad, economía y tradiciones de nuestro país vecino, mientras nuestra patria sufría los estragos de lo que llamamos revolución Mexicana.

También concluyó en que en caso de decidirse a favor de los teutones su relación con Estados Unidos terminaría resultando en términos de un severo desastre.

Confiados los alemanes en una resolución a su favor, se adelantaron pretendiendo proveer armamento suficiente incluido el envío de submarinos que quedaron estacionados frente a las costas del Golfo de México.

El papel jugado por Inglaterra fue determinante pero a la vez representaba una bomba de tiempo para aquel país y el resto de los aliados. Era de esperarse que si Estados Unidos se veía forzada a enfrentarse con Alemania debido a su intervención en México, difícilmente podría dividirse en dos para atender a ambos frentes.

Anuncios

El Telegrama Zimmermann fue el detonador que hizo que USA arrancara con mayor rapidez su participación en la Primera Guerra Mundial. No le quedaba alternativa y finalmente Carranza se decidió a apoyar a aquel país brindándole el petróleo que se hacia necesario para la operación.

Sin lo anterior, los aliados acabarían perdidos y dominados en su totalidad por Alemania, situación que seguramente habría hecho cambiar la división política del mundo.

Yo me preguntó ¿qué sería del México de hoy si la Primera Guerra Mundial la hubieran ganado los alemanes…?