Corea del Norte pondría a prueba su arma más famosa y temida: su misil balístico intercontinental (ICBM), según fuentes de la Agencia de Inteligencia de Corea del Sur en voz de uno de sus legisladores, justo un día después de que Pyongyang anunciará el exitoso lanzamiento de una bomba de hidrógeno, seguido por el misil que atravesó el país nipón hace unos días y el cual encendió las alarmas en diversos poblados japoneses.

Posible fecha de lanzamieto

Según la información recavada por la Agencia de Inteligencia Surcoreana, existen dos fechas tentativas para el posible lanzamiento; una de ellas es el próximo 9 de septiembre, ya que es la fecha de aniversario de la fundación del país que data de 1948 por Kim Il-sung, abuelo del actual "líder supremo", o bien, el 10 de octubre, fecha de la fundación del Partido de los Trabajadores.

¿Qué alcance tienen los misiles norcoreanos?

Poco se sabe sobre el verdadero alcance y poder de los misiles del "supremo líder" Kim Jong-Un, dado el hermetismo que tiene en sí el país asiático, sin embargo y fuera de especulaciones, Corea del Norte, en lo que va del 2017, ha realizado 17 lanzamientos a la fecha, las más recientes, dos en mayo y una en julio, y con base en estos se ha podido determinar un gran avance tecnológico que puede presumir sus posibles alcances.

Misil balístico Hwasong-12 (Prueba 14 de mayo)

  • Propulsión: combustible líquido
  • Rango probable de alcance: 4,500 km
  • Zonas alcanzadas: Japón, Guam.

Misil balísitico Hwasong-12 (Prueba 4 de julio)

  • Propulsión: combustible líquido
  • Rango probable de alcance: 7,000 km
  • Zonas alcanzadas: Japón, Guam, Alaska, Canadá

Misil balístico Hwasong-12 (Prueba 28 de julio)

  • Propulsión: Combustible líquido
  • Rango probable de alcance: 10,000 km
  • Zonas alcanzadas: Japón, Guam, Alaska, Canadá, New York, Washington, San Diego, Norte de México

Aunque Seúl quiera el apoyo de Tokio y Washington para que la ONU imponga sanciones más severas a Corea del Norte, la realidad es que estas han sido en vano, pues no han tenido utilidad ya que el régimen de Kim Jong-Un sigue realizando sus pruebas balísticas sin importar las sanciones económicas impuestas por el máximo organismo internacional.

Pyongyang explicó que las pruebas balísticas son en respuesta a las acciones militares hechas por Estados Unidos y Corea del Sur en costas del Atlántico, así mismo, no descarta volver a realizar más lanzamientos, creando más tensión y aumentando las provocaciones en la zona.

¿Podrán los misiles norcoreanos alcanzar cualquier objetivo en América del Norte?