De acuerdo con la información de diario El Clarín, el actual gobierno de los Estados Unidos, encabezado por el presidente Donald Trump se prepara para tomar medidas con respecto de los ataques sónicos suscitados anteriormente en Cuba, medidas que hablan acerca de solicitar al país caribeño que reduzca el 60% del personal que tiene dispuesto en su embajada en la ciudad de Washington, advirtieron algunos funcionarios de Estado.

Esto como contestación a la decisión de reducir en ésa misma proporción al personal que tiene activo en su propia embajada, ubicada en la ciudad de la Habana, que fue dada a conocer la semana pasada. ¿Quiénes resultaron afectados? Un grupo de alrededor de una veintena de diplomáticos estadounidenses. El día de hoy se tienen datos de que los primeros en ser afectados eran espías estadounidenses (o al menos se conoce que fueron ellos los primeros en reportar la situación).

¿Cómo ocurrió todo?

Como se menciona anteriormente, los agentes de la división de inteligencia de los Estados Unidos fueron algunas de las primeras víctimas y se conoce que han resultado más afectadas.

Los espías norteamericanos reportaron haber oído sonidos extraños y sentir malestares físicos, incluso aun cuando varios de ellos se encontraban hospedados en un el hotel de la Habana. Tales ataques ocurrieron algunos días después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2016, donde el candidato Donald Trump obtuvo la victoria.

El día de hoy, 03 de octubre de 2017, la administración del presidente Trump confirmó que hay una nueva víctima de estos extraños ataques, aumentando la cifra a un total de 22. Las personas afectadas pertenecen al personal que labora en la embajada de Estados Unidos.

Como en una película

Los primeros reportes hablan acerca de ruidos agudos y fuertes, así como padecimientos físicos inexplicables, tales como migrañas y náuseas; pero también ligeras lesiones de orden cerebral del tipo traumático y pérdida definitiva de audición, tras escuchar el mencionado estruendo.

Estos datos apuntan a que alguien en la isla buscaba atacar intencionalmente a los integrantes del departamento de inteligencia, como en aquellos viejos tiempos en los que Washington y La Habana habían librado una mundialmente conocida lucha.

En varios de los más recientes casos, las víctimas afirmaron que no percibieron ninguna clase de ruido y - por esta causa - no sabían que estaban siendo afectados por un arma sónica y únicamente manifestaron los síntomas tiempo después. Tales comentarios han originado la alarma entre quienes investigan el caso, pues es muestra de que los atentados podrían volverse aún mucho más sofisticados e indetectables.

Aquí un vídeo, donde se habla acerca de los hechos que han sido investigados.

Lo que está por venir

Las medidas que ha tomado Estados Unidos representan un deterioro en las relaciones entre los dos países, que recientemente estaban retomándolas después de varias décadas de disparidades.

Por lo que a Cuba respecta, la isla ha negado complicidad en este asunto. Mientras tanto, la administración norteamericana asegura que el objetivo de sus acciones no es el de sancionar al país caribeño, sino solamente equilibrar la cantidad de diplomáticos con los que ambos países cuentan en sus respectivas embajadas.

Estados Unidos hará una solicitud de manera formal a Cuba para que retire el personal mencionado; mas no lo expulsará de Washington, a menos que la administración cubana rehúse retirarlos.