La falta de medicinas indicadas para atender enfermedades crónicas como la diábetes, el asma, la hipertensión, el cáncer, la insuficiencia renal y el hipotiroidismo ha generado complicaciones en la Salud de miles de pacientes en Venezuela y el consecuente fallecimiento de muchas personas enfermas en los hospitales y clínicas del país suramericano, cuyas vidas podrían haberse salvado si el medicamento lo hubieran tomado a tiempo [VIDEO].

Esta situación la vienen enfrentando los venezolanos desde el año 2013, fecha en la cual el actual presidente Nicolás Maduro arribó al poder, como sucesor del ex- presidente fallecido Hugo Chávez.

La fuerte escasez de medicamentos que sufren los venezolanos se debe a la deficiente política implementada por el actual gobierno, la cual redujo significativamente el otorgamiento de divisas a la industria farmacéutica, lo que ocasionó que muchas empresas fabricantes de medicinas redujeran su producción o cerraran.

Los profesionales farmacéuticos y visitadores médicos actualmente están desempleados, debido al cierre de las companías fabricantes de medicinas y equipos médicos. Esta situación ha producido el desabastecimiento de remedios en las farmacias, situadas en todo el territorio nacional.

Largo camino para comprar un remedio

Actualmente los familiares de los pacientes crónicos tienen que recorrer muchas farmacias en las ciudades donde viven, para poder conseguir y comprar un medicamento.

Enfermarse en Venezuela es un lujo, que las personas no están en la capacidad de atender, debido a que cuando logran conseguir un medicamento, lo deben cancelar a un precio extremadamente alto.

Como resultado, las familias tienen que viajar a Colombia, Brasil o Miami para adquirir las medicinas que necesitan, las cuales en muchas ocasiones no les permiten entrar por la aduana o los principales aeropuertos del país latinoamericano.

El resultado es el lamentable fallecimiento de los pacientes, quienes podrían haber salvado su vida, si hubieran tenido a tiempo la Medicina recetada por los doctores [VIDEO].

Como consecuencia de este fuerte desabastecimiento, se han creado organizaciones sin fines de lucro, que realizan donaciones de medicinas, sin embargo, no son suficientes para atender esta grave problemática.

Entre los medicamentos escasos se encuentran: antialérgicos, antibióticos, antidepresivos, antiansiolíticos, calmantes para dolores óseos y articulaciones, insulina, antidiarréicos, vitaminas, cremas dermatológicas, calcio para las mujeres embarazadas, antinflamatorios, colirios para el glaucoma ocular, entre otros.