Microsoft está apoyando un proyecto de ley a presentarse en el Senado norteamericano y que prohibiría las disposiciones en los contratos de empleo [VIDEO] que evitan que las víctimas de acoso sexual y discriminación de género presenten su caso en audiencia pública. El gigante creador de software dice que también está eliminando el requisito de que estos casos sean manejados en un arbitraje privado.

Esta medida es la primera tomada por una importante compañía de tecnología y surge en respuesta al continuo torrente de acusaciones de acoso sexual que han surgido durante este año y que involucran a poderosos hombres de negocio [VIDEO] y que revela la necesidad de un mayor escrutinio de las políticas laborales.

Queda por ver si otras corporaciones harán lo mismo. Facebook dice que está revisando la legislación.

Las disposiciones que obligan a los empleados a un arbitraje privado se han vuelto polémicas con el clamor nacional Metoo por el acoso sexual. Los partidarios del proyecto de ley del Senado dicen que el arbitraje silencia a las mujeres y oculta la identidad y la actividad de los abusadores en serie, permitiendo que el abuso sexual se propague en el lugar de trabajo [VIDEO].

La legislación presentada por Sens. Lindsey Graham (RS.C.) y Kirsten Gillibrand (DN.Y.) está siendo promovida por la ex presentadora de Fox News Gretchen Carlson, quien acusó a Roger Ailes, el difunto presidente de Fox News, de sabotear su carrera después de que ella rechazó sus avances sexuales. Una cláusula de arbitraje le impidió demandar a la empresa por lo que demandó a Ailes en su lugar.