3

En la ciudad de Changshá, en China, un joven de 26 años cayó de un rascacielos, tras realizar el ahora famoso “rooftopping” e intentar tomarse una selfie, sin ningún tipo de protección, ni nada, alrededor de lo que pudiera auxiliarse para evitar un accidente, lo que le costó la vida al caer desde 190 metros de altura.

Wu Yongning, contaba con miles de seguidores en redes sociales, mismos que se interesaban en interactuar con él, debido a sus fotografías y videos realizando este tipo de prácticas en posiciones de alto riesgo y desafiantes, en edificios y lugares con grandes alturas.

El joven recibiría un pago por esta hazaña

El desafortunado accidente sucedió el pasado 8 de noviembre, pero no fue hasta estos días en que su novia divulgó la trágica noticia.

Antes del anuncio, los seguidores del joven empezaron a crear polémica y preguntar por qué llevaba un mes sin realizar publicaciones, siendo tal vez esta la razón por la que su novia decidiera hacer público el acontecimiento.

Por este acto, Wu Yongning iba a recibir cerca de 15 mil dólares, dinero con el cual, se dice, le compraría un regalo a su novia para proponerle matrimonio, pero desgraciadamente perdió la vida al caer del edificio de 62 pisos.

VIDEO:

El ahora fallecido contaba con alrededor de 300 videos en su red social Weibo, en los cuales se le podía ver realizando las famosas prácticas escalando edificios muy altos, así como estructuras peligrosas, práctica que terminó quitándole la vida.

Algunos lo consideran deporte extremo

Rooftopping es uno de los pasatiempos más extremos que ha estado convirtiéndose en tendencia entre los amantes de la adrenalina y el deporte extremo, alertando incluso a las autoridades de los diferentes lugares donde se han presentado este tipo de prácticas, ya que ponen en riesgo su vida y - al mismo tiempo - se alimenta una mala práctica de la mercadotecnia, porque existen marcas que pagan por este tipo de hazañas, para aparecer en fotografías o videos de estas personas.

A pesar de que estas prácticas se realizan en varias partes del mundo, Hong Kong se ha convertido en uno de los mayores focos de atención, porque es ahí donde existen hasta ahora más practicantes del rooftopping, incluyendo a jóvenes y adultos, hombres y mujeres, creando incluso grupos como si se tratase de equipos de algún Deporte, actividad que ha cobrado ya varias vidas más, incluida la del joven rooftopper, Wu Yongning.